Marcelo Zara consejero regional: Podemos hacer más por nuestro Humedal…

Consejero regional Marcelo zara
Consejero regional Marcelo zara
En este día tan especial, a pesar de que el 2 de febrero en todo el mundo se celebró, no puedo dejar de lado el significado de nuestro Humedal del Rio Lluta.

Desde aquellos instantes en que nuestros Chinchorros y posteriormente los Incas, ese lugar, al igual que todo el borde costero nortino, les permitió el descanso y a la vez prodigó de sus mejores productos para fortalecer esas largas jornadas de trashumancia.

Imagino a aquellos, a orillas de nuestras costas, pero en medio de ese verdor que daba un tinte diferente en medio de nuestro desierto.

La llegada de miles y miles de aves, para descansar y más al sur, en las Cuevas de Anzota, desovar, para luego emprender su retorno a algún punto lejano al norte de nuestro continente.

De esa manera se marcaba el inicio de alguna época, y que daba pie para que nuestros antiguos habitantes emprendieran sus labores de recolección y llevar sus productos e intercambiarlos a los habitantes de nuestros valles.

Hoy, observo con preocupación que poco hemos hecho para conservarle, y apunto a la conciencia de quienes hacen oídos sordos, y le han convertido en un lugar de camping y lavadero de vehículos, además de vertedero de mascotas, afectando el entorno, y haciendo un casi imposible lugar de nidificación del tercio de especies de aves marinas que en los meses de verano llegan a nidificar y a descansar.

De nada valen las campañas de preservación, que recuerdo hace años emprendieron Rony Peredo, Claudio Huerta, José Barraza, Francisco Manríquez, Jorge Yáñez, además de nuestros medios de comunicación, tanto escritos como El Morrocotudo, radiales como Capissima, o Arica TV, por mencionar a algunos quijotes.

Valoro aquel trabajo de investigación que en su momento llevó a cabo la periodista Yanet Fuentes, quien develó que el lugar fue un sitio de estadía de parinas, las que de vez en cuando han aparecido, como para rememorar la importancia de nuestro Humedal.

Destaco el esfuerzo de los establecimientos educacionales, al igual que la Asociación de Ornitólogos de Chile, las áreas de Turismo y Medio Ambiente de la Municipalidad, Sernatur, Cámara de Turismo, CFT Tarapacá, LAN, Universidades y muchos más , pero no lo es todo, hace falta más, como por ejemplo plasmar un proyecto de una vez, y que permita delimitar y preservar este hermoso lugar, que alguna vez permitió a nuestras antiguas culturas, descansar y compartir con aquella avifauna maravillosa que solo los ariqueños y parinacotenses tenemos.

Creo que ya es hora de plasmar en hechos concretos y físicos lo que mucho ya hemos leído, visto y escuchado, creo que definitivamente llegó la hora de la acción, antes de que sea demasiado tarde.