Luego de exitosa vida detectando droga pasa a retiro el can Keeper de Aduana

El condecorado can Keeper junto a intendenta regional Gladys Acuña, el guía Segismundo Jara y el subdirector de Fiscalización de Aduanas, José Luis Castro
El condecorado can Keeper junto a intendenta regional Gladys Acuña, el guía Segismundo Jara y el subdirector de Fiscalización de Aduanas, José Luis Castro
Tras 10 años de trabajo en el Servicio Nacional de Aduanas, esta semana se realizó la ceremonia de despedida del perro “Keeper”, labrador mestizo que “pasa a retiro” tras posicionarse como el can con mayor cantidad de acciones exitosas en toda la historia de ese servicio público.

En total, Keeper logró el decomiso de más de 4 toneladas de drogas en 789 procedimientos exitosos durante sus años de servicio desarrollados en la Región de Arica y Parinacota.

En una ceremonia encabezada por la intendenta, Gladys Acuña, y el subdirector de Fiscalización de Aduanas, José Luis Castro Montecinos, se reconoció además al guía del perro, Segismundo Jara Faúndez, funcionario que ha tenido a cargo a varios canes durante su carrera y quien es calificado como “un ejemplo de compromiso y pasión por el trabajo en equipo”.

La intendenta Acuña destacó la exitosa trayectoria del can Keeper y sus logros en la detección de sustancias ilícitas, y -mediante él- relevó el trabajo que realiza el Servicio Nacional de Aduanas y su Unidad Centro Adiestramiento Canino.

En tanto, el subdirector Castro expresó la importancia de esta unidad. “Si bien tenemos tecnología de punta en Aduanas con rayos X, fibroscopios y densímetros, la dupla can-guía sigue siendo una parte importante en la detección de sustancias ilegales, fundamental en la custodia de nuestras fronteras”, sostuvo.

KEEPER
El labrador Keeper nació el 11 de julio de 2005 y fue donado a la Dirección Regional de Aduanas, cuando era un cachorro. Llegó junto a su madre “Laika”, debido a que su dueño, debía viajar urgente al extranjero. Junto a él también venían sus hermanos, los cachorros “Zeus” y “Brasty”.

Los guías del centro de adiestramiento canino entrenaron a la madre y también a los cachorros, logrando incorporarlos al Servicio, para la detección de drogas.

“Keeper” se mantuvo en la zona norte, donde con el pasar de los años, demostró una eficiencia a toda prueba y una proactividad muy por sobre el promedio de los canes detectores.