Llaman a escribir a marcas líderes de ropa deportiva “outdoor” que dejen de usar sustancias contaminantes en su fabricación

socialUna campaña desplegada en Chile por Greenpeace, está orientada a escribir y solicitar a las grandes empresas fabricantes de ropa deportiva “outdoor”, que dejen de utilizar productos químicos contaminantes.

Las marcas líderes de ropa para realizar actividades al aire libre fabrican prendas utilizando sustancias peligrosas que contaminan el medio ambiente. Estos químicos se liberan a la atmósfera y persisten durante muchos años sin degradarse. Están exponiéndonos a todos y a generaciones futuras a un aire y agua contaminados. Actúen ahora y pidan a las marcas líderes de ropa outdoor que dejen de utilizar químicos peligrosos en sus procesos productivos.

Para firmas grandes como The North Face, Columbia, Patagonia, Salewa y Mammut es clave que sus prendas sean impermeables. Cuando realizan ese proceso, para que la ropa resista el agua, liberan al ambiente sustancias químicas peligrosas llamados PFCs (productos químicos perfluorados). La presión está funcionando: algunas de estas firmas ya respondieron y nos dieron la razón. Pero no podemos quedarnos solo con esa respuesta. Debemos lograr que saneen sus procesos productivos.

Hace 4 meses un equipo de Greenpeace realizó una expedición al Parque Nacional Torres del Paine en el sur chileno para tomar muestras de agua y nieve y detectar la presencia de estas sustancias peligrosas.Y adivinen qué: incluso en esa parte del mundo había restos de PFC. Piénselo un minuto: si nuestro equipo encontró evidencias de químicos peligrosos en este lugar remoto, imagínense lo que podría llegar a encontrarse su ciudad. La contaminación se esparce por el aire, por eso no tiene límites. Pídan a las marcas líder de ropa outdoor que eliminen las sustancias peligrosas de su cadena de producción.

La buena noticia es que existen alternativas. La ropa que utilizó el equipo de Greenpeace para las expediciones fue fabricada por marcas pequeñas que no contaminan el ambiente. Si estos productores son capaces de confeccionar prendas sin dañar el planeta, también pueden hacerlo las marcas líderes.

Con su ayuda podemos lograr que se comprometan a sanear sus cadenas de producción trabajando con alternativas no contaminantes. Haz click aquí y desafíalas para que sigan el buen ejemplo de las marcas que no contaminan.