Liberan a “Cesar Fran” una de las pocas tortugas de mar macho que ha llegado hasta nuestras costas

La intendenta regional Gladys Acuña durante la liberación de Cesar Fran.
La intendenta regional Gladys Acuña durante la liberación de Cesar Fran.
“Cesar Fran” una de las pocas tortugas negras macho de las 400 hembras que deambulan por la Puntilla Chinchorro fue devuelta al mar, esta tarde, con un moderno transmisor satelital que permitirá sondear su desplazamiento y comportamiento enmarcado en el programa que lleva adelante la Universidad Arturo Prat (Unap) financiado por el Fondo de Innovación a la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Arica y Parinacota.

Walter Sielfed, biólogo y académico de la Unap explicó que esta actividad se desarrolla todos los fines de mes, desde hace unos cuatro años y consiste en capturar especies para medirlas, marcarlas, pesarlas, ponerles marcas y liberarlas, de tal forma de conocer su población; su tamaño; costumbres y desplazamientos por el océano.

Puntualizó que la mayoría de los ejemplares que llegan al sector costero ariqueño son hembras en búsqueda de alimentación, específicamente de algas de la pradera dispersas en la puntilla de Chinchorro. Por lo mismo, la llegada reciente de algunos machos como “Cesar Fran” de 106 kilos de peso, es materia de estudio por parte de los biólogos que ya lo asocian a la corriente de “El Niño” que recién comienza.

“Esta es la única ciudad de América Latina donde se alimentan las tortugas de mar todo el año para luego ir a desovar a Galápagos en Ecuador. De allí radica la importancia de protegerlas, preservarlas y convertir este sector en un lugar turístico y de conservación. Ese es el reto que tiene esta ciudad y sus instituciones”, puntualizó el zoólogo, Sielfed.

En este mismo sentido, agradeció el apoyo que ha entregado en este tiempo el Gobierno Regional financiando el programa que lleva adelante la Casa de Estudios Superiores hasta mediados de 2016, permitiéndoles hasta ahora colocar 9 transmisores; 7 para hembras y 2 para machos que ya se encuentran en medio del océano emitiendo señales a sus estudiosos.

La intendenta, Gladys Acuña, quien estuvo presente en esta liberación, invitada por “Tortumar” destacó el trabajo llevado adelante por estos profesionales universitarios que ha permitido realizar un análisis científico del hábitat; desplazamiento y forma de reproducción de las tortugas. “Arica ya no es la ciudad de la Eterna Primavera sino que también la ciudad de las tortugas porque es la única ciudad de América Latina que cuenta con estas especies”.

Destacó además la importancia de que las políticas públicas apunten en el cuidado del medio ambiente y de este tipo de especies. “A partir de este proyecto, debemos pensar en algunos aspectos de conservación, para resguardar mejor a esta especie; y desde luego, algunos aspectos que permitan pone en valor este lugar”, dijo la jefa del Gobierno Regional.

Además de ser la única ciudad en Chile donde habitualmente se encuentran tortugas hembras jóvenes en busca de alimentación se ha determinado que son especies longevas, por lo que no necesitan reproducirse todos los años.