Las turbulentas aguas del PS que quieren remover a seremis de Gobierno, Bienes Nacionales y otros

intendencia_regional_aricaEl ambiente está casi irrespirable en el gobierno regional, donde se han hecho esfuerzos por remover de sus cargos a la seremi de Bienes Nacionales Ingrid Robles (PS) y a la de Gobierno Carolina Videla (PC). La primera fue ratificada y defendida por el propio ministro del ramo, mientras que la segunda cuenta con todo el apoyo de su partido, lo que hizo imposible su remoción. No solo estas dos autoridades estarían en la mira de ser destituídas, sino que otros más y el problema radica en el contacto diario que ambas seremis tienen con sectores populares de la ciudad, lo que las ha potenciado como posibles futuras candidatas a cargos de elección popular en las próximas elecciones tanto municipales como del congreso.

Un grupo de dirigentes regionales del Partido Socialista encabezados por el presidente regional Alejandro Díaz, pidió audiencia con la intendenta regional Gladys Acuña con el fin de hacerle entrega personalmente de una misiva, en la que se mencionaba la preocupación por una serie de eventos que se están produciendo al interior del gobierno regional, los que “de hacerse públicos, dañarían seriamente la imagen del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet”. Más adelante la misma misiva hace ver a la primera autoridad regional el inconveniente de incorporar al gobierno local, a personas que no tienen ningún vínculo con el proyecto político del gobierno, además de denunciar al diputado (PS) Luis Rocafull, de tener capturado el gobierno, incorporando a familiares y amigos con altos sueldo, lo que ellos llaman “silla musical”. La misiva finaliza con la frase: “El gobierno regional, no puede ser o entenderse como una bolsa de empleo para la familia y los amigos del parlamentario de turno”, y va con copia a la presidenta nacional del partido, Isabel Allende y al ministro del interior Jorge Burgos.

La intendenta Acuña, no recibió a los dirigentes socialistas, por lo que procedieron a entregar la misiva en la oficina de partes del gobierno regional.

Trascendidos
Por otra parte circula por las redes sociales una misiva, que aún no ha sido firmada, por los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría local, donde denuncian maniobras de persecución y hostigamiento político, en las que se mencionan los casos de Héctor Donoso, quien hasta hace pocas semanas atrás, ejercía como Gerente Coordinador del PEZDE y culpan de ello al diputado Rocafull por la última elección del PS a nivel regional. Lo significó, según ellos, “la pasada de cuenta” por parte del diputado. Las funciones de Donoso, serían asumidas personalmente la intendenta.

En la misma “carta”, hacen mención a los intentos de sacar de su cargo a Carolina Videla (PC) quien ejerce como seremi de la Secretaría General de Gobierno, la que fue defendido por la dirección regional del PC, sin embargo, continúa siendo víctima de un clima hostil dentro del gobierno regional, aduciendo que la acción se produce, luego que la intendenta regional insistiera que la seremi no se hiciera cargo de las funciones que la ligaban a las organizaciones sociales de la región, siendo el quid del asunto, que esto pasara a manos de allegados al diputado Rocafull, preparando el terreno para las próximas elecciones.

Acusan además el intento de remover a los seremis de Economía y Minería, ambos DC ante sus respectivos ministerios en Santiago, como una forma de debilitar la presencia DC en la región, lo que tampoco habría resultado.

La misiva, se refiere al caso de la socióloga Ingrid Robles (PS), seremi de Bienes Nacionales, quien está bajo fuertes presiones para que renuncie a su cargo, sin embargo, esta situación no llegó a buen puerto, debido a que la seremi es una de las mejores evaluadas a nivel nacional dentro de su cartera.

Por otra parte, pese a ser militantes socialistas, también están dentro del listado de posibles remociones los seremi del Deporte y del Trabajo, ya que según el mismo documento, es de interés del diputado Rocafull, tener a uno de los suyos en dichos cargos, por la vinculación directa que tienen con amplios sectores de la población, contacto vital para las próximas elecciones.

La división interna del PS regional, comienza a tener sus efectos nocivos en el gobierno regional y sus autoridades.