Lancha y helicóptero Naval permitieron evacuar con éxito a tripulante filipino desde alta mar a más de 648 km al SO de Arica (Video)

La emergencia se produjo a más de 648 kilómetros al suroeste de Arica, fuera de Zona Económica Exclusiva Nacional pero dentro del área de responsabilidad de Búsqueda y Rescate de nuestro país, por lo que la Armada activó medios disponibles para la pronta evacuación del afectado.

La noche de este jueves, un correo electrónico recibido por la Armada de Chile desde la Motonave “Sunshine Express” emitido a más de 648 kilómetros al suroeste de Arica alertó a la Autoridad Marítima sobre los problemas de salud de un tripulante de nacionalidad filipina, que presentaba fuertes dolores abdominales a bordo de la embarcación.

Debido a la distancia en que se encontraba, la Cuarta Zona Naval activó las unidades de rescate y coordinó con la motonave para que navegara con un rumbo para embarcar al afectado en una unidad marítima en un punto previamente establecido. De esta forma se logró extraer al afectado en la Lancha de Servicios Generales “Arica”, siendo evacuado más tarde mediante una maniobra hi-line en el helicóptero naval para ser trasladado a Iquique. Esta maniobra consiste en establecer un rumbo y velocidad constante de ambas unidades, considerando condiciones meteorológicas favorables, una vez listos, desciende el personal rescatista a través de una grúa y una cuerda que es parte del equipo de rescate del medio aéreo naval. El personal desciende hacia un lugar de la unidad marítima donde pueda desembarcar y acomodar al afectado para luego ascenderlo y poder subir al helicóptero.

Según lo programado y bajo estrictos protocolos sanitarios para evitar posibles contagios por COVID19, el afectado de 27 años fue evacuado y luego trasladado hasta la Base Naval de Iquique, lugar donde fue entregado estable a personal de salud, quienes lo trasladaron hasta la Clínica Iquique para su atención médica.

El Teniente 1° Santiago Jaman, Comandante de Aeronave del helicóptero Naval explicó el procedimiento realizado para la evacuación; “Nos activaron para efectuar una aeroevacuación desde la LSG “Arica” que se encontraba a más de 80 millas al oeste de Iquique. La intención de maniobra fue rescatar un tripulante que fue desembarcado de un buque mercante que se encontraba con síntomas de apendicitis. Después de 40 minutos de vuelo llegamos al sector, donde encontramos buenas condiciones para efectuar la maniobra, logrando efectuar el rescate sin mayores inconvenientes”.

Por su parte, el Cabo 1° Enfermero Técnico Aeroespacial, Pablo Fernández, quien descendió del helicóptero para extraer al paciente desde la LSG “Arica”, explicó en qué condiciones encontró al afectado; “Al momento de arribar a la unidad marítima, el paciente se encontraba recostado sobre un sillón y al ser evaluado presentaba molestias y un fuerte dolor abdominal, por lo que decidí extraerlo a través de la camilla de rescate. Durante el vuelo nos preocupamos de mantenerlo estable, logrando arribar a Iquique sin novedad” explicó.

Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo de la Armada
El Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo de la Armada de Chile (MRCC Chile), tiene por función coordinar la búsqueda y salvamento de naves, artefactos navales u otros medios de transporte marítimos, a fin de rescatar a tripulaciones o pasajeros de las embarcaciones siniestradas en el área asignada al estado de Chile, cuya extensión supera los 26 millones de kilómetros cuadrados, estableciéndose como la quinta más extensa del mundo y que considera aguas polares.

Lo anterior corresponde a la suscripción de nuestro país al Convenio (SAR) de 1979, celebrado con el principal objetivo de elaborar un plan internacional de búsqueda y salvamento para resguardar la vida humana en el mar, para que independientemente del lugar en donde ocurra un accidente, el salvamento de las personas sea coordinado por una determinada organización de búsqueda y salvamento.

Este convenio insta a los países suscritos que dispongan, entre otras acciones, los medios de búsqueda y salvamento marítimo para las áreas prescritas y además recomienda el establecimiento de un sistema de notificación de la situación de los buques. Citado convenio fue ratificado por nuestro país el 7 de octubre de 1981, estableciendo el 9 de diciembre de 1983 el Sistema de Notificación de la Situación de las Naves (CHILREP), aceptando con esto el compromiso y obligación de búsqueda y salvamento en el área marítima de su responsabilidad.