La importancia de utilizar lentes certificados para ver el eclipse del 14 de diciembre

Por Victoria Jeria Espinoza

La salud visual es extremadamente frágil, ya que los elementos que la componen son muy sensibles. Un lente falso o sin la protección correcta provocaría una exposición sostenida a la radiación que emite el sol, induciendo un daño a nivel ocular que podría ser irreversible.

El próximo 14 de diciembre ocurrirá el eclipse solar total, evento que en nuestro país será visible en la Región de la Araucanía. Para ver en todo su esplendor este fenómeno, los especialistas recomiendan proteger adecuadamente los ojos con lentes específicos, evitando aquellos que no cuentan con la certificación requerida.

Al utilizar estos elementos de dudosa procedencia, “la principal afección que se produce a nivel ocular se denomina retinopatía fótica por eclipse, la cual es una alteración directa a la retina de ambos ojos, generando fotofobia, visión borrosa o pérdida de visión, desde formas leves”, explica Julie Gajardo, experta en Oftalmología y académica de Tecnología Médica e la Universidad San Sebastián.

La especialista explica que el principal signo de este cuadro se presenta a través de una disminución de la percepción del color y una distorsión de las imágenes, manifestaciones que pueden ser de moderadas a graves. Dentro de las consecuencias de mayor gravedad, “destaca la incidencia de un escotoma central, vale decir, una zona de pérdida de visión justo en la zona central del campo visual de forma permanente”.

¿Cómo proteger los ojos entonces?
Lo principal es adquirir un lente adecuado en el comercio formal, el que debe cumplir con la norma ISO 12312-2, estándar internacional de seguridad adoptado en 2015, comenta la académica.

“En el caso de los vidrios para máscara de soldadura que puedan ser utilizados como visor, deben ser adquiridos en lugares establecidos que permitan asegurar el grado 14 o superior, aunque a nivel nacional son bastante escasos, por lo que igualmente podrían utilizar de grado 12 o superior por un tiempo más limitado. Es importante mencionar que la graduación de estos vidrios no se suma, por lo que dos vidrios de grado 6 superpuestos no equivalen a un vidrio de grado 12”, detalla.

Finalmente, la tecnólogo médico explica que la utilización de la protección ocular debe ser desde el primer momento. “Los daños a la salud visual se generan a los pocos segundos tras exponernos sin protección adecuada a la radiación del sol, mientras que los primeros síntomas suelen manifestarse después de una a cuatro horas tras la exposición. Por ello es importante protegerse desde el segundo uno, solo así tendremos un buen recuerdo de este espectáculo que nos regalan los astros”.