La fiscalización a playas de estacionamiento solicitó el concejal Juan Carlos Chinga

estacionamientosSu molestia por la presentación que ofrecen los locales o playas de estacionamientos de vehículos particulares, sobre todo en el casco antiguo de la ciudad, dio a conocer en pleno Concejo Municipal, el Concejal ariqueño Juan Carlos Chinga debido la falta de preocupación que existe por mejorar la infraestructura de los diferentes locales de los cuales muchos funcionan de manera deficiente y con un pésimo cierre perimetral – aun cuando hay algunos pocos establecimientos que constituyen todo un ejemplo en su presentación.

El edil revelo que a fines de junio vence el plazo para la recepción final de estos locales, y para ello tenían que cumplir con los requisitos establecidos en la ordenanza municipal. Decreto alcaldicio número 616 del 14 de febrero del año 2003-documento que regula la construcción y funcionamiento de estos lugares

Chinga dijo que tanto la municipalidad como los empresarios de estos locales, no contribuyen a mejorar la imagen turística de la ciudad, porque algunos de estos recintos no cumplen con los mínimos requisitos para funcionar.

Más adelante agrego que “No estamos contra de los empresarios ni el ejercicio de la actividad. Solo estamos presionando para que la infraestructura de estos recintos mejoren. Hay estacionamientos en pleno centro que cubren sus techos con mallas de rachel y están cubiertas de polvo –otras no tienen demarcaciones de donde estacionar –iluminación deficiente – pisos de tierra y en algunos casos estos locales no cuentan con servicios higiénicos. La idea es hacer como otros recintos que son un ejemplo en la ciudad, la idea es funcionar con una playa de estacionamiento que aporte al turismo o al menos ofrezca una infraestructura decente ”explico
Las playas de estacionamiento hoy en día reciben excelentes ingresos pero lamentablemente no hay señales de inversión por eso a partir del mes de Junio del presente año se iniciara una fiscalización a cada local para establecer si cumplen con la ordenanza municipal, pese a que en el mes de junio del año 2014 se les dio ya una prorroga.

El edil estimo que ya se ha dado la oportunidad de mejorar las condiciones, se cumple un año de aquella prorroga y ha llegado la hora de fiscalizar y quienes cumplen no tendrán problemas, pero quienes no hayan acatado la normativa se verán en serios problemas incluso arriesgando el cierre del establecimiento.