JUNJI y Obispado construirán jardín infantil más grande de Arica

La directora regional de JUNJI, Sandra Flores  y el obispo de la Diócesis de Arica, Moisés Atisha, suscriben el convenio
La directora regional de JUNJI, Sandra Flores y el obispo de la Diócesis de Arica, Moisés Atisha, suscriben el convenio
208 niñas y niños, menores de 4 años de edad, serán los principales beneficiados con la construcción del jardín infantil y sala cuna que edificará la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) y el Obispado de Arica en un terreno aproximado de 1.000 m2, ubicado en Población Las Vicuñas.

Como inicio formal de esta alianza en pro de la educación inicial, el obispo de la Diócesis de Arica, Moisés Atisha y la directora regional de JUNJI, Sandra Flores suscribieron un convenio de Transferencia de Fondos, en la cual se establece que ésta última institución financiará la construcción del establecimiento por un monto de 627 millones de pesos, siendo el Obispado la entidad que tendrá la responsabilidad de la ejecución de las obras y administración posterior del jardín infantil.

Cabe mencionar que la construcción, enmarcada en el compromiso presidencial de aumento cobertura, considera la implementación de 4 nuevas salas cuna con capacidad total para 80 lactantes, y 4 niveles medios en los cuales serán educados 128 párvulos de entre 2 años a 3 años 11 meses de edad. Asimismo, permitirá la contratación de 31 funcionarias; entre ellas educadoras, técnicas y auxiliares de servicio.

La ceremonia de firma de convenio fue realizada en el terreno en que se edificará el nuevo establecimiento, ubicado en calle Anacleto Lagos esquina Orozimbo Barboza. A ella asistió el intendente Emilio Rodríguez; comunidad del sector, sacerdotes de la Diócesis de Arica, feligreses y funcionarios de JUNJI.

“Estamos felices de poder ser un aporte para que las niñas y niños reciban educación de calidad y valórica en un lugar digno, cómodo y moderno”, sostuvo monseñor Atisha.

Mientras que el intendente destacó la alianza entre el Obispado y JUNJI, considerando la experiencia en educación que tienen ambas instituciones, “la educación parvularia tiene una importancia fundamental en el desarrollo de las personas y la sociedad. Estudios revelan que las niñas y niños nacen con iguales capacidades cognitivas; no obstante, a los 5 años de edad se pueden notar diferencias si no reciben estimulación y educación”.

Precisó que el sector contará además con la construcción de viviendas sociales y plazas.

Asimismo, la directora regional JUNJI valoró que la comunidad y sobre todo las niñas y niños cuenten con un moderno espacio educativo, seguro y con la implementación adecuada para que desarrollen sus capacidades y habilidades.