Investigador ariqueño dicta inédito taller de astronomía andina para niños

astronomia_andinaUn novedoso Taller de Astronomía Andina para niños y niñas de la Región Arica y Parinacota, lleva a cabo el profesor e Ingeniero en Informática, Luis Carvajal en la sede de la ONG Pacha Aru, con el apoyo de la Corporación de Desarrollo Indígena, CONADI.

El taller, que durará 3 meses, tiene la finalidad de formar a nuevos valores en el conocimiento de la astronomía, y puedan desarrollar habilidades que les permita destacarse en futuras ferias científicas.

Carvajal para plasmar esta iniciativa puso en práctica una novedosa metodología, que ha ido perfeccionando, sustentada didácticamente en el uso del PC, la construcción de gráficos móviles y planillas con registro de estrellas y constataciones que son visibles mediante el Google Earth.

En forma paralela, el trabajo con los menores, es seguido por sus padres y apoderados, mediante un sitio web, donde se muestran las actividades que desarrollaran los niños, así como también pueda abrirse un espacio para compartir el conocimiento de las estrellas y la Cosmovisión Andina.

DESTACAN NUEVOS CONOCIMIENTOS
“He podido aprender más acerca de las estrellas y los planetas”, expresa un entusiasmado Felipe Contreras; “creo que además hemos sumado el conocimiento de las constelaciones”, agrega Cesar Botarra; “he aprendido cosas interesantes y que no sabía”, concluye Marcelo Richard.

APODERADOS PARTICIPAN
Otras de las novedades del taller, es que en forma periódica se saldrá a terreno, en jornada nocturna, con el fin de que los pequeños, juntos a sus apoderados, puedan reconocer estrellas y constelaciones vistas en la sala de clases.

“Creo que es formidable lo que ellos han logrado (…) y más aún con el esfuerzo y entrega de un profesor como Luis que siempre ha seguido en esta línea de enseñanza”, agregó Jorge Richard, apoderado.

Cabe consignar que Luis Carvajal ha sido reconocido a nivel nacional y en el extranjero por su continuo aporte a la astronomía, desde una perspectiva andina, en donde vincula festividades patrimoniales con vestigios arqueológicos precolombinos.

“Es algo bien importante para mí el abrir un espacio de identidad en personas –en este caso niños y sus papás- que no conocen nuestra cosmovisión, con una temática de carácter científica, como el conocimiento de las estrellas, ya que los laboratorios a nivel de colegios no se usan estos conceptos y es bueno que también los incorporen ”, expresó Carvajal.

EN SINTONIA CON CIENTIFICOS
Una de sus más grandes hallazgos es el que logró concretar -tras meses de observación y cálculos- al establecer la relación de estas actividades culturales y religiosas, que se desarrollan en los poblados de la quebrada de Camarones, en donde se conmemora a los santos patronos, mediante estaciones, las que pudieran representar a las estrellas más brillantes de constelaciones como Las Pléyades u Orión.

La apuesta de Carvajal está en sintonía con una pre hipótesis que estableció el científico argentino, Alejandro Gangui, que en visita e investigación hecha en la zona, estimó que los templos de los poblados de Socoroma y Belén , fueron construidos direccionados a constelaciones, propuesta que espera ratificar con similar trabajo que actualmente efectúa en el sector alto andino de Perú. En la misma línea se ha manifestado en investigador y arqueo astrónomo boliviano, Manuel de La Torre, junto al doctor en arqueo astronomía, el chileno Ricardo Moyano.

NUEVOS CAMPOS
En el último tiempo han sido destacado otros pasos dados por docentes que han generado academias que se han abocado a establecer y comprender la relación de los astros con los vestigios arqueológicos, como aquel realizado por los alumnos de la escuela Adolfo Beizaga, quienes guiados por la profesora Andrea Carrasco, establecieron la relación de las Colcas de Huaylacan con Las Pléyades; o la propuesta del doctor en astronomía de la UTA, Mario Pedreros, quien sugiere la relación que existiría entre las piedras tacitas de Sobraya y la constelación antes mencionada; o aquella que ha liderado la académica de la Escuela de Negocios de la UTA, Mónica Navarrete, que por medio de la etno matemática , intenta establecer la relación numérica , geométrica y astronómica con vestigios arqueológicos de la zona.