Internos de Acha se capacitaron en repostería, pastelería, pintura de muros, tapicería y restauración de muebles

gendarmeria_capacitacionUn total de 23 personas privadas de libertad del Complejo Penitenciario de Arica, se capacitaron en diversos oficios, a través del desarrollo de tres cursos realizados durante el 2014 y que se financiaron con recursos provenientes del Servicio de Capacitación y Empleo, SENCE, vía Transferencia al Sector Público.

Las personas tuvieron clases teóricas y prácticas adquiriendo los conocimientos para aprender un oficio y utilizarlos como una herramienta de trabajo, que les favorece en el proceso de reinserción a la sociedad.

El director regional de Gendarmería de Chile, coronel Sergio Castillo Caro manifestó que “como institución además de tener la misión de custodiar a las personas privadas de libertad, también es de vital importancia apoyar el proceso de reinserción social de ellos, a través de capacitaciones que les permitan adquirir mayores conocimientos sobre diversos oficios y con ello tener más oportunidades para poder trabajar y reinsertarse en la sociedad, una vez que salgan al medio libre”.

La directora regional del Sence, Evelyn Müller, destacó que los usuarios fueron formados en oficios que les permiten tener mejores competencias para trabajar y en algunos casos, también generar ingresos desde el mismo recinto para ayudar a su familia. “Hemos visto su esfuerzo y compromiso por desarrollarse y los resultados que han obtenido, lo que nos demuestra que la inversión realizada como Gobierno está dando frutos”, agregó.

El interno de iniciales L.A.R que fue uno de los alumnos del curso de “Tapicería y restauración de muebles y su comercialización”, reconoció que la capacitación le permitió descubrir las habilidades manuales que tiene, crecer como persona y reinsertarse a la sociedad. “Incluso yo en estos momentos estoy trabajando como tapisador. Cuando llegué aquí, me designaron al taller de tapicería, donde alguien me enseño y con el curso me perfeccioné”, aseveró.

Agregó que dentro del recinto penitenciario, encontró las oportunidades que en el exterior no muchas veces existen, ya que aseguró que en el medio libre, cuando va a solicitar trabajo le piden los papeles de antecedentes y se siente discriminado. “En cambio acá, sin importar el delito de uno, te dan la oportunidad de aprender y perfeccionarse en algo”, expresó el interno.

Los cursos realizados fueron: “Pintura de Muros Interiores y Exteriores”, “Repostería y pastelería Sección juvenil” y “Servicio de Tapicería y restauración de muebles y su comercialización”. La ejecución de ellos, implicó un total de 400 horas de capacitación, una inversión que superó los 15 millones de pesos y fueron ejecutados por las OTEC: Prometeo Pro y MLM Capacitaciones Ltda.