Internación provisoria para delincuente juvenil imputado por secuestro

El Juzgado de Garantía de Arica decretó este sábado 3 de abril la medida cautelar de internación provisoria del adolescente J.E.A.T., imputado por el Ministerio Público como autor del delito consumado de secuestro. Ilícito que habría perpetrado en mayo del año pasado, en el sector de Cerro Chuño de la ciudad.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 2.530-2021), la magistrada Paulina Zúñiga Lira ordenó el ingreso del adolescente al Centro de Internación Provisoria de Arica, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, de la víctima y por evidente riesgo de fuga. Además, fijó un plazo de 90 días de investigación.

Según el ente persecutor, la noche del 1 de mayo de 2020, la víctima, F.J.S.T. y su amigo I.S.I.R.M., ambos de 17 años de edad, asistieron a una fiesta en la población emplazada en el sector del Cerro Chuño de Arica, en la que permaneció hasta las 4.30 de la madrugada del día siguiente. En horas de la tarde del 2 de mayo, los jóvenes comenzaron a recibir mensajes amenazantes en sus teléfonos móviles de un sujeto que los acusaba de haberle robado un celular a una asistente a la fiesta.

En dicho contexto, horas después, el imputado, junto a otros sujetos, llegó hasta el inmueble donde se encontraba I.S.I.R.M. para exigirle la entrega del teléfono celular supuestamente sustraído. Asimismo, le ordenaron enviar un mensaje a F.J.S.T. para que concurriera al lugar. Al arribar F.J.S.T., el grupo lo agredió con golpes de pies y puño, mostrándole, además, machetes con que los matarían si no devolvían el aparato celular.

Bajo amenaza, el grupo trasladó a los jóvenes en un automóvil por calles del sector. Durante el trayecto, al llegar a la avenida Capitán Ávalos con Linderos, I.S.I.R.M. logró huir y buscar refugio en su domicilio; en tanto, F.J.S.T. fue llevado a otro inmueble, donde fue retenido en contra de su voluntad por sus captores, quienes lo golpean, apuñalan en las piernas y aprietan un ortejo (dedo del pie) con un alicate.

Apremiado, el joven les ofrece a los secuestradores dinero a cambio de su libertad. Por lo que se une al grupo una mujer no identificada con la misión de dirigirse hasta la casa de F.J.S.T. a retirar el dinero ofrecido, advirtiéndole a la víctima que si no encontraban cooperación, matarían a machetazos a quienes estuvieran en la casa.

Al llegar al domicilio de F.J.S.T., la desconocida se entrevistó con una hermana del joven, a quien le solicitó dinero o especies de valor. Ante la negativa y a la amenaza de llamar a Carabineros, optó por retirarse del lugar.

El imputado fue detenido el viernes, por personal de Carabineros en un control vehicular, sin contar con salvoconducto para circular en la vía pública.