Intendente Erpel a cámaras de Comercio y Turismo tras desmanes: “No están solos”

Cerca de una hora se extendió este martes 29 de octubre una reunión que sostuvo el intendente Roberto Erpel con los dirigentes de las cámaras de Comercio y Turismo de Arica, con el fin de evaluar la situación del sector, tras los graves destrozos y robos contra la propiedad privada registrados en la ciudad, durante las jornadas de violencia y desorden que han sucedido a las manifestaciones pacíficas ciudadanas de los últimos días.

Durante la cita el jefe regional estuvo acompañado por los seremis de Gobierno, Víctor Mardones; y Economía, Cristian Sayes; además de la directora regional de Sernatur, Lelia Mazzini.

El intendente Erpel manifestó que “hemos sido testigos del daño que produce la violencia de una minoría irracional, que no tiene interés en mejorar nuestro país y solo busca aprovecharse de esta coyuntura para destruir, robar y saquear” y agregó que, por ello, “nos hemos reunido con los representantes del comercio y del turismo, para decirles que no están solos, que hay un Gobierno que hará todo lo que esté a su alcance para protegerlos a ellos y a sus trabajadores en estas circunstancias adversas”.

Entre otras cosas, el intendente informó a los representantes de estos gremios que existe una coordinación muy fuerte con Fiscalía y policías para perseguir penalmente a los responsables de los destrozos y para hacer frente además a futuros eventuales episodios de desorden en la ciudad.

El presidente de la Cámara de Comercio de Arica, Aldo González, valoró la coordinación con el intendente para una mejor protección y vigilancia del gremio, señalando que siente “mucho dolor y tristeza por lo que estamos haciendo en nuestro país y ciudad. Los ariqueños tenemos que preocuparnos de alguna forma porque el daño es para todos, es transversal”.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Turismo de Arica, Alejandra Acevedo, indicó que debido a los desórdenes, se produjo una cancelación de al menos el 60% de pasajeros del rubro hotelero de la ciudad, lo que se traduce en una merma en reservas, eventos, restaurantes y comercio en general. “Estos destrozos generan coletazos para el gremio, más que nada para nosotros, los pequeños empresarios, que nos hemos visto con ingresos disminuidos, por lo que cuesta cumplir los compromisos de fin de mes, especialmente los sueldos”, indicó.