Intendencia de Arica solicita a Fiscalía investigar antecedente de fiesta que se habría realizado en el valle de Azapa

Roberto Erpel, intendente regional de Arica y Parinacota.

Cinco jóvenes fueron puestos en cuarentena preventiva luego de presentarse en el servicio de urgencia del Hospital Regional para solicitar exámenes de PCR y señalar que la noche del sábado 6 de junio participaron en una celebración masiva.

El intendente de Arica y Parinacota, Roberto Erpel, dijo que solicitó a la Fiscalía investigar el antecedente de una fiesta que se habría realizado en el valle de Azapa durante la noche del sábado 6 de junio.

Este antecedente fue proporcionado por cinco jóvenes que llegaron a solicitar exámenes de PCR para COVID-19 al servicio de urgencia del Hospital Regional Doctor Juan Noé Crevani, donde declararon haber participado en dicha celebración.

Esta declaración activó de inmediato un protocolo entre el Servicio de Salud Arica y la Seremi de Salud, que puso a los cinco involucrados, todos hasta ese momento asintomáticos, bajo la medida de cuarentena preventiva vigilada.

El intendente puntualizó que, hasta ahora, este caso solo se fundamenta en una escueta declaración de estos jóvenes al personal de Salud y que, por ese motivo, se comunicó con la fiscal regional, Javiera López, para poner todos los antecedentes a su disposición, con la finalidad de que los hechos puedan ser investigados.

El jefe regional dijo que este tipo de situaciones son “impresentables y no resisten ningún tipo de análisis”, pues mientras “un país entero hoy está haciendo un esfuerzo gigantesco, titánico, para evitar que esta enfermedad se siga propagando, al mismo tiempo, hay personas que no entienden nada, que viven en un mundo absolutamente distinto y que además se sienten con el derecho de atentar contra la vida y salud de otras personas”.