Hospital de Arica implementa estrategia de telemedicina para atender a usuarios en control ambulatorio

Desde que comenzó la emergencia por covid-19 en marzo de este año las atenciones en el consultorio adosado de especialidades (CAE) del Hospital Regional de Arica Dr. Juan Noé se han visto restringidas, de acuerdo con el plan de acción por coronavirus, y la telemedicina se presentó como una estrategia para disminuir la brecha de atenciones.

De esta forma, especialidades médicas como neurología infantil, cardiología, reumatología y gastroenterología han podido resolver consultas de pacientes a través de la telemedicina, donde los profesionales de dichas áreas se conectan con sus usuarios a distancia, ya sea a través de una llamada telefónica o de video, método, mediante el cual, también se están haciendo controles de los pacientes que están con tratamientos anticoagulantes y de pacientes dermatológicos.

La estrategia comenzó en marzo pero con el pasar de los meses se ha hecho más potente y a contar de julio las teleconsultas médicas han ido en aumento, “sin lugar a dudas, la tecnología ayuda muchísimo a que esta estrategia se quede, la atención remota, la consulta virtual es algo muy difundido yo podría estarme contactando con pacientes en otras ciudades o en otro país por lo tanto las distancias se hacen absolutamente virtuales; a través de la telemedicina podríamos tener acceso a especialistas con los que nosotros no contamos acá, por lo tanto no me cabe la menor duda que esta es una estrategia que va a ir avanzando y que se va a quedar, esto va a ser difícil que vaya a desaparecer con el desarrollo tecnológico actual”, explicó el subdirector del CAE, Dr. Nemorino Riquelme.

En cuanto al acceso a tecnología por parte de los pacientes, relató que se han usado varias modalidades donde la fono consulta ha permitido contactar a pacientes que no tienen acceso a un computador o herramientas que permiten video y también se ha ocupado WhatsApp para video llamadas, “lo que ha sido bastante bueno porque esa herramienta está bastante difundida por lo tanto se ha accedido fácilmente”.

“Quiero destacar que los pacientes han sentido esto como una solución a sus necesidades de contacto y a sus problemas médicos, la telemedicina en este caso les permite un acceso directo con el profesional, ahorro de movilización, disminución del tiempo porque no tienen que esperar en la sala de espera sino que están en su casa y atentos a que el teléfono suene; lo que les permite estar haciendo otro tipo de actividades mientras esperan el llamado, los pacientes han reportado que esto ha sido de gran utilidad y lo han agradecido”, explicó el Dr. Riquelme.

A la vez el directivo destacó el apoyo de los médicos y en general del personal de salud que han sabido sumarse a esta tecnología de atención de pacientes haciendo de esto una buena experiencia e indicó que “vamos a ir avanzando para incluir otras especialidades”.