Hastiados de la delincuencia vecinos de población Juan Noé izaron banderas negras en protesta por la falta de seguridad y abandono de las autoridades

Una nueva manifestación realizaron los vecinos de la población Juan Noé ante el nulo apoyo de las autoridades en relación a la delincuencia y seguridad que aqueja al sector.

Luego de la reunión realizada el jueves pasado en la plaza Oscar Bonilla, los vecinos de la población Juan Noé, decidieron hacer otro acto acto de protesta, el que se llevó a cabo ayer lunes en la tarde, utilizando bolsas de basuras como banderas negras, ante la indiferencia que han mostrado las autoridades en brindar seguridad y erradicar a individuos peligrosos que moran en el sector y que se han apropiado de los espacios recreacionales, para cometer fechorías, asaltar, beber y drogarse.

La presidenta de la Junta Vecinal N° 7 Juan Noé, Sandra Araya González, en conversación sostenida con AricaMia indicó que: “Estamos colocando junto con los vecinos en el parque Diego Portales, bolsas negras como una señal de repudio, enojo, impotencia por todos los acontecimientos ocurridos hasta hace poco en el perímetro de nuestra población, asaltos, robos, balaceras. No queremos más este tipo de manifestaciones delictuales en nuestra población. Cuando vienen las autoridades, los delincuentes que pululan en el sector arrancan y se esconden en los pasajes. No respetan a nadie ni la hora que sea, ellos disparan, acuchillan y hacen lo que quieren. Nosotros nos cansamos de esto, por ello estamos protestando en forma sencilla y pacífica para llamar la atención de las autoridades”.

¿Qué espera usted de las autoridades con este llamado que está haciendo en el parque Diego Portalas?
“Ojala hagan una limpieza y puedan erradicar a todo este tipo de gente indeseable que se ha tomado el sector. Como usted puede ver no son vecinos sino delincuentes que esperan la ocasión para asaltar a la población. Espero que los puedan sacar. Esta población tiene muchas personas ancianas y niños, por ello tienen que brindar seguridad y tiempo para solucionar este problema”.

¿Tienen el apoyo de alguna autoridad de la ciudad?
En este momento, solo contamos con carabineros de la Tercera Comisaría y están realizando algunas rondas en la noche.

Conversamos al respecto con el concejal Patricio Gálvez, quien es uno de los afectados con esta situación por ser vecino del sector y al respecto dijo: “Quiero felicitar a los vecinos, esto es control social, la gente ya se está empoderando. Arica era una ciudad tranquila. Esta población era una población tranquila, la mayoría es gente adulta y con justo derecho están reclamando, por eso emplazo a las autoridades superiores a que vengan y hagan lo que tienen que hacer. Esta es su pega y tiene que ser permanente. La delincuencia no le puede ganar a la ciudad. Hago un llamado a todos los vecinos de la ciudad a que exijan sus derechos”. puntualizó.

Otro de los afectados es el concejal Juan Carlos Chinga, vecino del sector quien manifestó: “Yo estoy aquí en calidad de vecino. Yo nací aquí y estoy tremendamente preocupado que aqui haya aumentado la delincuencia con resultados de muerte. Falta iluminación, seguridad. Hay mucho consumo de droga. Cada vez que se inaugura un espacio público, los “patos malos”, se apoderan de ellos y eso no puede ocurrir. Estoy aquí para apoyar a los vecinos, darles mi respaldo y como concejal, voy a solicitar que se tomen algunas medidas, como el cierre del pasaje que está en Diego Portales entre avenida Argentina y Alejandro Azolas como ocurre en el Perú, que se abre el parque a una hora y se cierra a otra para evitar que la gente duerma aquí, haga sus fechorías al amparo de la oscuridad”. Finalizó.

Las opiniones de los vecinos concuerdan en que de una vez por todas se tomen cartas en el asunto con el fin de erradicar la delincuencia del sector y es más, esta sería una de las primeras manifestaciones, ya que estarían preparando otro tipo de actividades en el futuro, de mantenerse esta situación, según así manifestó la vecina Gladys Vera: “Esta es una advertencia a la delincuencia. Nosotros despertamos y por ende esto va a ser más reiterativo hasta que ellos se cansen y dejen de cometer delitos. Esto va para todos, chilenos y extranjeros, porque ya la población está aburrida. Yo vivo frente a la plaza Oscar Bonilla y los niños ya no pueden salir a jugar, porque hay peleas, balaceras. Ya estamos cansados, somos todos personas adultas mayores y hemos perdido la tranquilidad que teníamos con tanto delincuente que se ha apropiado del sector”. Expresó.

Noticia relacionada
Vecinos de población Juan Noé aburridos y molestos con la delincuencia y desórdenes de extranjeros en plaza Oscar Bonilla