Halloween: “Hueso o Mordisco”

Hueso o Mordisco, pedía esta calabaza perruna durante la noche de Halloween

Los grupos de muchachitos tocando timbres y golpeando puertas y en coro gritando la tradicional frase: “Dulce o travesura”, desde el momento en que comenzó a decaer la luz solar, salieron vestidos de diferentes seres que provocaban espanto al verlo, avisaban que comenzaba la noche de Halloween.

En los supermercados, los muchachos de empaque, lucían los más tenebrosos trajes, mientras las golosinas comenzaban a escasear, al mismo tiempo que le rebajaban los precios, con el fin de no estar en Navidad, vendiendo ojos, dedos, colmillos de dulces. El ambiente ya estaba creado. Con una buena provisión de golosinas, los dueños de casa, esperaban a los grupos de seres terroríficos que ya se habían tomado las calles de la ciudad.

Todo marchaba bien, pero no sabemos de donde apareció una pequeña calabaza con patas, rasguñando puertas, acompañados de agudos ladridos, que no pedía dulces y menos iba a hacer alguna travesura…trataron algunos de acercarse a este pequeño ser de ultratumba, o mejor dicho de campo, por su atuendo, pero se corría el peligro de sufrir alguna mordida…”Hueso o Mordisco”, dijo su bella acompañante…una brujita que cualquiera la quisiera…los que andaban por ahí cerca, decidieron llenarle la calabaza de dulces a la brujita y por supuesto, algunos huesos y varios puñados de pelets perruno, hicieron la felicidad de “Pascual”, el chihuahua que recorrió el condominio de Las Palmas, disfrazado para la ocasión…