Gremio de taxiscolectivos aplaude la pronta implementación de la Unidad Operativa de Control de Tránsito

Arica tendrá una Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) que servirá para optimizar la gestión de tránsito en las calles de Arica, a través de la administración y la operación de sistemas inteligentes de transporte y el mejoramiento de los sistemas de información a usuarios, para facilitar las condiciones de desplazamiento de las personas.

Según explicó el presidente de la Asociación de Taxis y Colectivos de Arica, Tomás Abaroa, la información se la entregó el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, mediante un contacto telefónico que gestionó el senador, José Miguel Durana, para que el dirigente pudiera exponer las demandas del gremio de los taxis colectivos.

“La UOCT digital que instalará el Ministerio de Transportes en Arica es el único instrumento que permitirá realmente descongestionar las calles de nuestra ciudad, así es que estamos muy contentos con la noticia entregada por el subsecretario, luego que pidiéramos esta herramienta por casi 20 años”, afirmó el dirigente de los taxistas.

Por su parte, el legislador destacó que esta Unidad Operativa de Control de Tránsito permitirá justamente realizar un ordenamiento de tránsito acorde al parque automotriz de la ciudadanía que crece anualmente. “Celebramos la decisión de Transportes porque permitirá optimizar las condiciones de tránsito que tenemos en la ciudad”.

Agenda de Trabajo
Durante la reunión entre ambos personeros, Tomás Abaroa, mencionó también al senador que hoy en día les están aplicando sanciones e infracciones que no los tienen conformes y por lo mismo, están esperando un análisis e interpretación por parte de todos los actores que fiscalizan para zanjar las diferencias existentes.

En este sentido, construyeron una agenda de trabajo que les permita avanzar en la homologación de la Ley de Tránsito con el Reglamento que tienen actualmente los fiscalizadores del transporte, afirmando que no es posible que una infracción de tránsito a un taxi colectivo termine multando a dos personas: al propietario y al conductor.

Otra de las problemáticas es que, si un taxista es sorprendido fuera de su ruta dentro o fuera del perímetro, la ley de tránsito dispone que el vehículo sea sacado de circulación y llevado a un recinto policial y de acuerdo con el reglamento de fiscalización debe ser llevado a los corrales municipales sin ninguna seguridad, protección y el riesgo de la pérdida de su capital de trabajo.

Finalmente, el senador se comprometió en buscar la fórmula para que los beneficios solidarios que está entregando el gobierno, incorpore a los taxis colectivos y al transporte Internacional, aun cuando tengan vencido el Registro Nacional de Vehículos Motorizados, focalizándose directo al gremio del transporte público mayor y menor, presentándose sólo la licencia profesional.