Gobernador Jorge Díaz comprometió apoyo a familia de joven fallecida en hospital regional

El jefe regional indicó que el caso amerita la búsqueda de responsabilidades administrativas, penales y políticas, y anunció completa adherencia a las diligencias que emprenda la familia de la víctima de 16 años.

El gobernador de Arica y Parinacota, Jorge Díaz Ibarra, entregó su apoyo a la familia de la adolescente de 16 años que el 29 de julio falleció tras precipitarse de los pisos superiores del Hospital Regional “Doctor Juan Noé Crevani”.

Tras recibir en su despacho al padre de la niña, el jefe regional manifestó que “esta situación no debe ocurrir en esta área ni en ninguna otra. Y por eso que se hace muy necesario que instalemos demandas ciudadanas para que la región también tenga la capacidad de solucionar problemas graves en salud”.

Indicó que en este caso “no solamente hay que perseguir responsabilidades penales y administrativas, sino también políticas” y anunció que “nos vamos a adherir con toda nuestra fuerza a todo lo que la familia decida”.

Afirmó que desde el año 2019 existe un convenio de programación impulsado por la Comisión de Salud del Consejo Regional, que preside el consejero José Lee, que busca incorporar recursos para un centro infanto-juvenil de reparación y salud mental.

Asimismo, recordó que una de las primeras iniciativas impulsadas desde su administración fue destinar recursos regionales para comenzar a disminuir la lista de espera del Hospital Regional que actualmente asciende a cerca de 12 mil pacientes, muchos de los cuales requieren atención psiquiátrica.

El padre de la joven fallecida, profesor Arturo Romero, dijo que su familia espera que el hospital regional se haga cargo de la muerte de su hija. “Si a un estudiante mío le pasa algo malo, yo me tengo que hacer responsable. El hospital también debe hacerse responsable de lo que sucedió con mi hija, pero en toda la envergadura de la palabra”, manifestó.

Indicó además que es importante realizar mejoras en materia de la “infraestructura, capacitación y vocación” del personal del centro asistencial, para que lo que vivió su hija “no le vuelva a suceder a ningún otro niño, joven”.

Manifestó que el gobernador “se mostró muy gentil y abierto a escuchar la situación que actualmente estamos pasando como familia. Y nos comprometió apoyo en todo momento”.

La noche del lunes familiares y amigos de la menor fallecida se reunieron para encender velas en las puertas del Hospital Regional, hasta donde llegó el jefe regional para brindarles su respaldo.