Gestionan solución rápida en caso de Máximo: niño que necesita $120 millones para tratamiento tras negligencia médica

El Senador y Presidente de la Comisión de Salud, Francisco Chahuán, junto a la Ministra de Salud, María Begoña Yarza iniciaron tratativas para agilizar un trasplante hepático urgente.

Se trata del caso de Máximo Poli Contreras, niño de cuatro años, que cuando recién tenía un año de vida, fue intervenido por atresia biliar, pero todo resultó mal, motivo por el cual se investiga una supuesta negligencia médica.

Hoy, Max necesita con urgencia un nuevo trasplante y más de $120 millones para un tratamiento de urgencia, por eso su familia se acercó al Presidente de la República durante su visita a Arica.

De inmediato en el Congreso comenzaron las tratativas para buscar una solución rápida en el caso. Desde la Comisión de Salud, su presidente, el Senador Francisco Chahuán invitó a los padres para presentar el caso, y junto a la Ministra de Salud, María Begoña Yarza, se reunieron para comenzar a buscar las fórmulas para brindar el tratamiento más adecuado.

“Estamos esperanzados que Max, que fue objeto de un trasplante que resultó fallido y que le produjo graves consecuencias en su salud, pueda ser superado. Y eso implica que hoy está en una campaña para salir fuera del país. Esperamos que el Estado pueda hacerse cargo”, indicó el Senador Francisco Chahuán.

“Tenemos que reunir $120 millones para salvarle la vida a Máximo Poli Contreras. Un pequeño de cuatro años que tiene todas las ganas de seguir viviendo y que producto de una negligencia médica, quedó con un daño neurológico severo y un hígado aún más dañado”, explicó la concejal de Arica, Carolina Medalla, quien ha estado apoyando a la familia.

La familia está analizando viajar a Italia para poder realizar el tratamiento al pequeño Máximo, tras la negativa de la comisión de experto para un nuevo trasplante. Materia que también será analizada este miércoles 29 de junio en el marco de la comisión de Salud del Senado, convocada para las 15:00 horas.