Gendarmería incautó diferentes elementos prohibidos en procedimiento preventivo

En el Complejo Penitenciario de Arica.

Un procedimiento preventivo de registro y allanamiento en los módulos B-2 y B-3 del Complejo Penitenciario de Arica, fue realizado por el personal de Gendarmería de Chile, lo que tuvo como resultado la incautación de una serie de elementos prohibidos como: armas cortopunzantes, elementos contundentes, teléfonos celulares con sus accesorios, modem wifi, cargadores, manos libres y dinero en efectivo, encontrados tanto en las celdas, en el taller de madera como en el patio de dichos módulos.

El director regional de Gendarmería de Chile, coronel Fernando Olivares Osorio manifestó que “además de los procedimientos programados regularmente y considerando las riñas ocurridas últimamente entre algunos internos de ciertos módulos, que en algunos casos han tenido como resultado, daño grave a terceros, es que en esta oportunidad se coordinó y realizó un procedimiento preventivo de registro y allanamiento en los módulos B-2 y B-3 lo que permitió encontrar y sacar de circulación elementos prohibidos que atentan contra el normal funcionamiento de la unidad penal”.

Asimismo, el oficial destacó que este tipo de procedimiento preventivo y su respectivo resultado, disminuye las posibilidades de agresiones entre la población penal, como también la comisión de delitos, aportando a la desarticulación del crimen organizado, potenciando el control del régimen interno y permite resguardar la seguridad e integridad de las personas privadas de libertad, como también del personal y con ello, contribuir a la seguridad de la comunidad.

El procedimiento fue desarrollado por el personal especializado tanto de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios de Arica, como también de la Dirección Regional y del Departamento del CIP-CRC, quienes mostraron su profesionalismo y experiencia, a la hora de realizarlo.

De acuerdo a los elementos incautados y al procedimiento de rigor, los internos involucrados fueron trasladados a la enfermería central del recinto penal, para la respectiva constatación de lesiones.

Los antecedentes fueron informados al Fiscal de Turno, quien dispuso que se remitieran los antecedentes al Ministerio Público.