Forestar diez hectáreas con mil plantas considera CONAF para el Programa de Forestación Campesina Participativa para este año

conaf_reforestacion_campesinaMil plantas para una cobertura de diez hectáreas, es lo que el Programa de Forestación Campesina Participativa tiene dispuesto este año de parte de la Corporación Nacional Forestal, CONAF para la Región de Arica y Parinacota.

Así lo dio a conocer el director regional subrogante de CONAF, Leonel Quintana, quien comentó que esta es otra de las líneas de desarrollo forestal que se realizan en la región, la que tiene una presencia histórica en especial en la precordillera de la comuna de Putre, donde funciona desde hace unos veinticinco años.

Y justamente para dar inicio a las entregas del presente año, es que durante los últimos días se llevó a cabo el traslado de alrededor de 400 plantas desde el vivero Las Maitas de CONAF hasta el vivero institucional de Putre, los únicos dos viveros de carácter forestal que posee la Región de Arica y Parinacota.

Gema Rudolph, encargada del programa, indicó que la idea es aprovechar las recientes lluvias estivales y su efecto en los terrenos, para que la gente pueda comenzar a plantar, y así asegurar un mayor establecimiento de las especies, con la humedad existente en el suelo.

A diferencia del conocido Programa de Arborización que lleva adelante CONAF, el que busca dotar de áreas verdes a con fines ornamentales y ambientales a la ciudadanía (a nivel urbano y periurbano), el Programa de Forestación Campesina Participativa apunta más bien a fines productivos. De ello dan cuenta por ejemplo las casas de algunas localidades como Saxamar, donde es posible apreciar vigas de eucaliptus en las viviendas. Otros fines comunes por los que la gente de precordillera solicita especies es el uso energético (leña). Del mismo modo el recurso forestal permite también usos utilitarios ya sea como forraje de sus animales o protección de riberas y construcción de cercos, en los diversos valles de la región.

Las especies preferidas para estos espacios son los eucaliptus, la vilca, el algarrobo, el chañar y los mioporos. El último tiempo se ha añadido también la queñoa precordillerana o Polylepis rugulosa, la que es reproducida mediante semillas, en forma exclusiva en el vivero de Putre.

El Programa de Forestación Campesina ha operado subsidiariamente desde los años ´90 en precordillera, así como en los valles costeros, principalmente Lluta y eventualmente en la comuna de Camarones, constituyendo en cierta forma el brazo rural del fomento forestal que atiende CONAF en la Región de Arica y Parinacota.