Fiscalía formalizó primer caso de tortura en la región contra gendarmes por agresión a interno

Tres funcionarios fueron imputados en calidad de autores. Afectado sufrió lesiones de mediana gravedad.

La primera formalización de cargos en la región por el delito de tortura, en el marco de la nueva Ley 20.968, llevó a cabo la Fiscalía de Arica en contra de tres funcionarios de Gendarmería, quienes de acuerdo a la investigación agredieron y dejaron con lesiones de mediana gravedad a un interno del Complejo Penitenciario de Acha.

Los funcionarios, identificados como el subteniente V.V.B., el sargento segundo L.R.M. y el cabo T.T.H., fueron formalizados en calidad de autores del delito de tortura (Ley 20.968 que tipifica y sanciona ese ilícito y el de tratos crueles, inhumanos y degradantes por parte de empleados públicos), quedando bajo las medidas cautelares de arraigo y prohibición de acercarse a la víctima.

De acuerdo a los antecedentes expuestos en la audiencia de formalización, el hecho se registró cerca de las 15:30 horas del pasado 15 de enero, luego que dos internos de la cárcel de Acha protagonizaran una pelea al interior del módulo A-4, resultando uno de ellos con una herida corto punzante en su estómago. Tras ello, el sargento L.R. registró al autor de la lesión I.P.L., incautándole un arma blanca; sin embargo y pese a que este último interno se encontraba reducido lo arrojó al suelo boca abajo para luego darlo vuelta y sentarse sobre su tórax, cargando sus rodillas sobre sus brazos propinándole golpes de puño en su rostro y cabeza hasta que la víctima perdió el conocimiento.

Posteriormente, y luego de trasladar al afectado con las manos esposadas a la espalda hasta el módulo 1, el subteniente V.B. procedió a levantarle la polera observando ambos funcionarios las lesiones en su cuerpo.

Pese a ello, R.M. continuó golpeándolo con sus pies y puños, acción a la que se sumó el cabo T.T..

La indagatoria estableció que tras ello el sargento L.R. tomó un cuchillo y de manera violenta comenzó a cortarle el cabello al interno rociándole además gas en el rostro. Producto de la agresión, I.P.L., resultó con contusión costal y observación de fractura.

“Las diligencias establecieron que el oficial y también imputado en esta causa presenció detenidamente toda la agresión del otro funcionario hacia el interno sin intervenir para detener su accionar y estando en posición para hacerlo por ser su superior jerárquico. Asimismo, el tercer funcionario imputado también procedió a golpear a la víctima y observó lo ocurrido”, señaló el Fiscal Daniel Valenzuela, quien formalizó a los funcionarios.

Así, el subteniente V.V.B. no dio cuenta de lo sucedido a su jefatura, solo dejando constancia en el libro de novedades de la agresión de I.P.L., hacia el otro interno y una supuesta agresión de la víctima hacia el sargento L.R..