Fernando Escauriaza presidente del CAA: “Esperamos revertir la situación”

La complicada situación por la que atraviesa el Club Aéreo de Arica (CAA), luego de la orden de desalojo emanada por la gobernadora provincial Mirtha Arancibia del aeropuerto El Buitre, aduciendo el carácter militar de la instalación, ha significado que los miembros de la organización recurran a autoridades nacionales, ya que localmente no han contado con el apoyo para revertir la situación.

AricaMia conversó con el presidente del CAA, Fernando Escauriaza, respecto a situación que afecta a la institución, quien manifestó: “El aeropuerto El Buitre, es uno de los más antiguos del país. A ese aeropuerto llegó el primer vuelo de Lan Chile. Funcionó como aeropuerto de la ciudad hasta el año 1958 ya que en esa fecha comenzó a funcionar el aeropuerto de Chacalluta. El aeropuerto siguió en manos de la Fuerza Aérea y continuó funcionando allí el Club Aéreo de Arica, el que fue fundado en 1942. En 1976 el Ministerio de Bienes Nacionales traspasa los terrenos del sector y con ello el aeropuerto, al Ejército de Chile. En esa fecha, el único usuario del aeropuerto era el CAA y luego se incorpra una aeronave del Ejército, la que utilizó nuestro hangar. De allí hasta el año 2018, hubo una mutua colaboración entre ambas instituciones hasta que el Ejército solicita el desalojo del CAA, aduciendo el carácter militar de la instalación”. Enfatizó.

Escauriza Crignola, indicó que a través del CAA, se logró obtener un proyecto financiado con fondos del FNDR por un monto superior a los dos mil millones de pesos para reparar la pista la que se encontraba en muy mal estado. El Core aprobó los fondos, aduciendo que el aeropuerto era utilizado por el CAA, de lo contrario, de haberse afirmado que solo era de uso exclusivo como aeropuerto militar, los fondos deberían haber sido asignados por el Ministerio de Defensa Nacional y no con fondos regionales destinados a infrestructura y casos sociales y no militares, indicó. Lamentablemente una vez terminados los trabajos de la pistas nos dan la orden de desalojo”. Concluyó.

“Estamos en conversaciones, el asunto es compartir el aeródromo. hubo un aporte regional importante, dado que el CAA utilizaba la infraestructura y podamos seguir operando como lo hemos hecho hasta el 2018, en bien de la aviación militar y nosotros en bien de la aviación civil formando nuevos pilotos”. Indicó.

¿En qué va lo de la orden de desalojo emitido por la gobernadora?

Fernando Escauriaza Crignola, presidente Club Aéreo de Arica.
“Nosotros hemos interpuesto un recurso de reposición y hemos conversado con la gobernadora, esperando que esto se resuelva y de momento estamos en status quo y estamos en contacto con autoridades políticas, cuyos nombres hasta el momento preferimos reservarlos hasta que se avance en las gestiones y hay bastante interés en apoyar al club, sin embargo, no puedo dejar de mencionar que ha habido desidia por parte de las autoridades administrativas de la región respecto al tema, por eso hemos recurrido a autoridades de Santiago y contamos con el apoyo de la Federación Aérea de Chile, que es un organismo importante que aglutina a todos los clubes aéreos de todo el país y ellos están llevando con su equipo jurídico esta situación”.

En Rancagua se logró un buen acuerdo entre el Ejército y el Club Aéreo civil de la VI región, ¿Se busca una solución similar?
“Rancagua es un caso muy importante totalmente comparable con el de aquí. Rancagua tiene un aeródromo, el de La Independencia, donde está centralizada la aviación del Ejército, tienen su maestranza, su jefatura, su plana mayor, sus pilotos, su escuela de vuelo. Ocurió algo similar a lo de Arica. En ese aeropuerto operaba el clu de Rancagua y luego el Ejército logró que fuera asignado a ellos y comenzó el mismo problema que nosotros tenemos acá. Finalmente se logró que el Club Aéreo de Rancagua pudiera operar allí. También el gobierno regional invirtió en el aeropuerto algo así como 600 millones y según las autoridades regionales consideraban que en base a esa inversión el aeropuerto era tanto civil como militar. Finalmente se logró que ese aeropuerto dejara de ser considerado exclusivamente militar y fuera designado como aeropuerto público, todo reglamentado. A eso aspiramos nosotros, que aquí en Arica se haga exactamente lo mismo, porque el dinero que se invirtió aquí fue mucho mayor que lo invertido en Rancagua. Para lograr esto, se necesita que todas las autoridades estén convencidas que esa solución es la mejor para la ciudad”.

Hay una frase muy desafortunada que les dijeron a ustedes: “Avión civil que despegue no podrá volver a aterrizar aquí”.
Esas palabras fueron pronunciadas por el ex comandante de la brigada aérea del Ejército, general Nuñez el año pasado.Podríamos haber sacado nuestros aviones y haberlos llevado a Chacalluta, pero allá estarían a la intemperie, ya que no tenemos hangar donde guardarlos. En El Buitre tenemos nuestro hangar, o a estas alturas, teníamos nuestro hangar que los reaguarda el viento, del polvo, la humedad. Eso significó que en la actualidad tenemos tres aviones, dos aviones y un ultraliviano en El Buitre, eventualmente abandonados porque no podemos ingresar ya que el Ejército nos impide ingresar y si lo permite es por tiempo limitado, lo que no podemos someter las aeronaves a revisión, mantención, etc. Hay que solicitar permiso con cuatro días de anticipación, ir acompañado con un guardia y con todas las incomodidades que eso significa. Los aviones hoy están abandonados, desconociendo el estado en que se encuentran y como toda máquina que no se usa se deteriora. Tenemos un avión en Iquique y otro en Santiago, ya que aquí no podemos tenerlo”.

¿Qué es lo que ustedes esperan?
Nosotros esperamos que el Ejército reflexione respecto a esta situación y se allane a convivir con nosotros, y hay formas de hacerlo mediante convenios. Solo se requiere buena voluntad y la intención de poder compartir y colaborar con la civilidad. Hay una ley del año 2016 que facultad a las fuerzas armadas para que puedan facilitar sus infraestructuras para actividades civiles y nosotros calificamos dentro de esa ley”.