Feria dominical seguirá en calle Chacabuco

Alcalde Salvador Urrutia en reunión con los feriantes de la feria dominical.
Alcalde Salvador Urrutia en reunión con los feriantes de la feria dominical.
Definitivo: los comerciantes de la Feria Dominical o Turística seguirán con sus actividades semanales en calle Chacabuco. La noticia arrancó aplausos de los comerciantes que llegaron hasta el Consistorial para saber la firme, cuando el alcalde Salvador Urrutia les dijo a viva voz: “¡Ustedes mis amigos se quedan en calle Chabuco!”.

Luego explicó que una vez que estudiaron todas las alternativas posibles con Transportes, dirigentes de Taxis Colectivos y el Serviu, se concluyó que pueden seguir laborando en el mismo sector.

El jefe comunal compartió la gran preocupación de la Feria del Domingo y sus 700 locatarios, que le dan un atractivo especial al turismo ariqueño: “Esto nació por la necesidad de las obras en Chacabuco, 18 de Septiembre y Maipú. Después varios análisis encontramos una solución para que los feriantes sigan en calle Chacabuco”.

Explicó que habrá algunas dificultades en breves periodos, pero en ningún caso un traslado a otro lugar, gracias al nuevo enfoque técnico vial, con el apoyo del dirigente del transporte público Tomas Abaroa al proponer vías alternativas para la locomoción los días domingo.

Daniel González, vicepresidente de los feriantes, agregó: “Se portó muy bien el alcalde, conversó con la persona de Transporte y los gremios colectiveros y nos dejó en Chacabuco”.

Isabel Alanoca, presidenta de la Feria Turística Dominical expresó que todos quedaron contentos: “¡Buena don Salvador así se hace mi alcalde. Pasamos dolores de cabeza, nos achacamos un rato pero nos solucionó el problema al final todos contentos. Este lunes haremos una reunión para arreglar la feria, dejarla pirula para los turistas”.

El concejal Daniel Chipana, señaló que tiene la visión clara que siempre hay que apoyar a los emprendedores, desde los microempresarios a los grandes inversionistas, porque ellos generan progreso.

El edil Juan Carlos Chinga, dijo que están apoyando a los comerciantes de la Feria Turística, que nació en la década del 70: “Es una verdadera vitrina, es un polo de atracción turística, no podemos abandonarlos”.

Los feriantes se fueron felices por la solución que los tuvo en ascuas algunos días. Al final saludaron con aplausos al alcalde Urrutia por la buena determinación.