Federación de Estudiantes de la UTA cuestiona designación de ex intendente Rodríguez en Consejo Consultivo

uta_logo_feutLa Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá, emitió una declaración pública, cuestionando la designación del ex intendente Emilio Rodríguez como integrante del Consejo Consultivo creado por el Ministerio de Educación.

Los estudiantes exponen lo siguiente:
“Frente la creación por parte del MINEDUC del ‘Consejo Consultivo’, y la integración de Emilio Rodríguez Ponce, como Federación de Estudiantes de la Universidad de Tarapacá – Arica declaramos lo siguiente:
1.- El movimiento social indiscutidamente se ha mostrado siempre abierto al diálogo apostando por incidir en la construcción de las distintas reformas que involucran a la educación en todo sus aspecto, sin embargo, el gobierno sigue priorizando y generando instancias de trabajo y comunicación para escuchar más a la vieja casta intelectual de la concertación, que a los reales actores educativos.

2.- Es así que la integración de Sergio Bitar, ex ministro de Educación en el gobierno de Ricardo Lagos, artífice de la creación del Crédito con Aval del Estado (CAE) –entre otros-, principal culpable del endeudamiento que se estima para el 2016 llegue a 460.000 familias , nos parece una grave señal de parte del MINEDUC, en este sentido, nos encontramos también con el nombramiento del señor Emilio Rodríguez Ponce, quien fuera Rector de nuestra casa de Estudios, e intendente de la Región de Tarapacá hasta hace solo unas semanas atrás.

3.- El señor Emilio Rodríguez Ponce, quien se perfila hoy, como el único ‘experto’ académico nominado por la Ministra Delpiano por fuera de la región metropolitana para la conformación del Consejo Consultivo del MINEDUC para la reforma educativa, ha sido innumerables veces cuestionado por los estudiantes de la Universidad de Tarapacá, debido principalmente a su actuar como rector de la UTA que durante el 2011, se caracterizó por una posición altanera, arrogante e intransigente frente al diálogo y las demandas estudiantiles por mayor democratización, gratuidad y calidad educativa, desarrollando todo tipo de estrategias para debilitar la movilización. Frente a lo anterior, es que queremos expresar nuestra preocupación, porque si bien, encontramos necesario que exista una participación desde las regiones extremas de nuestro país en la construcción de la reforma, encontramos que esta debe ser desde la base misma de la comunidad educativa, los reales actores educativos, y no quienes han perpetuado la lógica de mercado en esta.

4.- Finalmente comprendemos que esta forma de gestionar los proyectos transformadores que el pueblo chileno ha demando incansablemente en estos últimos años, viene a ser fiel reflejo de la lógica en la cual la política y los políticos en este país ha estado inmersa. Es decir la reproducción en los cargos públicos que solo indican y garantizan la insaciable necesidad de perpetuarse en el poder, cosa que históricamente en Chile no ha resuelto ninguno de los problemas de fondo”.