Exitoso termino de proyecto de costura que benefició a 66 mujeres de la población Chile con entrega de máquinas overlock

entrega_maquinas“Cuando uno quiere se puede. Creo que coser y hacer prendas de vestir es un arte”. Así concluyó la entrevista, la emprendedora en costura que tiene un puesto en la feria Cabo Aroca, dueña de casa Ruth Boero, al referirse al proyecto de costura realizado en la población Chile. Afirmó que participar de éste, fue positivo, “súper bueno, porque a veces la mujer para ir a trabajar, tiene que dejar de lado a sus hijos y al hogar. Me ha servido mucho porque trabajo en eso. Hice vestidos de fiesta, faldas, poleras y tengo un puesto en la feria Cabo Aroca”.

La vecina del sector fue parte de las 66 mujeres beneficiadas del proyecto “Fortaleciendo factores productivos en mujeres vulnerables de la población Chile, mediante la capacitación en uso y manejo de máquina overlock para el fomento del oficio de costura”, que fue financiado con el 2% social del FNDR y ejecutado por la Junta Vecinal N°1 “Ignacio Serrano Montaner”. La ceremonia de cierre se realizó la semana pasada en la sede vecinal y asistieron las beneficiarias y autoridades de la región.

Para las mujeres, la iniciativa se transformó en una real oportunidad para aprender y desarrollar una actividad productiva, que les permitió incrementar sus ingresos económicos para su hogar. Durante el desarrollo del proyecto, las mujeres asistieron a una serie de capacitaciones teóricas y prácticas, sobre el uso y manejo de la máquina overlock, realizadas en la Junta Vecinal N°1 “Ignacio Serrano Montaner” y adquirir cada participante, una máquina overlock. Con los conocimientos adquiridos, ellas confeccionaron y repararon prendas de vestir como también desarrollaron emprendimientos de manera complementaria, mejorando los estándares de trabajos en los domicilios y aumentando sus ingresos familiares.

La Presidenta de la Junta Vecinal N°1 “Ignacio Serrano Montaner”, Ketty Rojas manifestó que “fue muy bueno porque la gente aprovechó bastante la máquina, aprendiendo a dar las terminaciones necesarias correspondientes a cada corte. Ahora depende de ellas que continúen emprendiendo, ya que con el proyecto, aquí hicieron las clases, aprendieron, hicieron prendas e incluso vendieron varias cosas en diciembre”.

Una de las beneficiarias, Ada Menéndez expresó que “fue muy bueno, enriquecedor para nosotras las dueñas de casa, que no tenemos un trabajo estable, ya que con esto podemos hacer un aporte al hogar. El tener hace dos años una máquina de coser y ahora nos beneficiaron con una overlock, encuentro que es fantástico, incluso podemos juntarnos dos o tres personas, asociarnos y colocar un taller. Estoy muy agradecida del gobierno de nuestra Presidenta que nos ha dado la oportunidad de ir creciendo un poco más como persona y como mujer, desligarnos un poco de los quehaceres de la casa y aportar. Estoy contenta”.

La joven madre Macarena Bustos, quien reconoció que antes del curso no sabía nada de costura, aseguró que el participar del proyecto fue “súper bonito y estoy muy agradecida, ya que aprendí harto”. Agregó que el aprendizaje fue importante porque que le servirá para elaborar prendas de vestir, ya que de lo único que depende es de eso.

La vecina Jaqueline Rodríguez dijo que “fue genial ya que uno aprende mucho y me sirve bastante, porque yo le hago las cosas a mi hjia”. Afirmó que el proyecto es una oportunidad real, ya que el curso contempló avance en costura, lo que permitió aprender a hacer blusas y faldas.

Entre las autoridades que asistieron a la ceremonia de cierre, el intendente (s) Roberto Lau felicitó a las mujeres que participaron del proyecto y les manifestó que “lo importante de recibir estos recursos, es que la persona efectivamente invierta en tiempo y desarrollen mayores capacidades, de lo que ya recibieron y puedan hacer producir estas máquinas con tiempo y dedicación. Y eso requiere que ellas se dediquen conscientemente, unas 6 o 8 horas diarias a producir prendas de vestir o para adornar la casa… El proyecto en sí, es una gran herramienta, pero ahora la semilla está en cada una de ellas (mujeres) para que puedan hacer producir esa herramienta. Hay que llamarlas a dedicarse a producir riqueza y eso tiene que hacerlo cada una de ellas”.

Por su parte, la directora regional del SERNAC, Rosa Cortez manifestó que “es tremendamente relevante ya que esto demuestre que es un esfuerzo de la comunidad, apoyado por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, para poder salir adelante, constituirse, generar asociatividad y fortalecer a la familia, a nuestra ciudad y región”.

La iniciativa vecinal que consideró la inversión de $ 12.825.830 pesos del 2% social del FNDR, se transformó en un impulso para que las mujeres y dueñas de casas aprendieran y potenciaran el oficio de la costura. A la actividad de cierre que se realizó en la sede vecinal, asistieron el intendende (s) Roberto Lau, la directora Regional del SERNAC, Rosa Cortez, el director de FONASA, Javier Rojas y el Gerente Coordinador del Plan Especial de Zonas Extremas, Héctor Donoso.