Estudiantes ariqueños varados en Bolivia agradecieron gestiones del alcalde Espíndola para volver a casa

A través de una videoconferencia, representantes de los 16 estudiantes ariqueños varados en Cochabamba desde que se decretó el cierre de fronteras en el vecino país, agradecieron las gestiones realizadas por el alcalde Gerardo Espíndola Rojas y otras autoridades, quienes intervinieron para que pudieran regresar con sus familias y realizar la cuarentena en casa.

Con emoción, los jóvenes estudiantes de medicina de universidades de Bolivia, que llevaban más de un mes varados en Cochabamba, agradecieron las gestiones realizadas por el jefe comunal de Arica, para garantizar un regreso seguro a casa y relataron el calvario que vivieron tras decretarse el cierre de fronteras y las medidas sanitarias impuestas en el vecino país, que les permitía salir muy poco de sus hogares incluso para abastecerse de elementos de primera necesidad.

Al respecto, la autoridad comunal expresó que las gestiones realizadas para traer a los jóvenes de vuelta a su país, se realizó gracias al trabajo mancomunado de autoridades, tales como; el embajador delegado de la Cancillería en la Región de Arica y Parinacota, Gabriel Zepeda, al Cónsul de Chile en La Paz, Luís Martínez, al Seremi de Salud de Tarapacá, Manuel Fernández y al Jefe de la Defensa en la zona, General Luis Cuéllar.

Al respecto, Espíndola explicó que los jóvenes ya habían tenido un primero intento para regresar la semana pasada, sin embargo, el bus que los trasladaría desde Cochabamba hasta la frontera con Chile, Paso Colchane-Pisiga y que tenía los permisos de la autoridad boliviana no llegó y los estudiantes tuvieron que regresar con sus bolsos a sus domicilios. “Afortunadamente, durante esta semana se concretó el arribo y tras las gestiones realizadas con las autoridades sanitarias de la Región de Tarapacá, se logró que pudieran volver desde Huara y así evitar realizar la cuarentena en Iquique, otra vez lejos de sus familias”, expresó.

Los estudiantes fueron recibidos sólo por un miembro de sus familias en avenida Diego Portales, para evitar las aglomeraciones, quienes también agradecieron las gestiones realizadas por el alcalde Espíndola para que volvieran sanos y salvos junto a sus familias.

“Para nosotros fue súper importante que el alcalde Gerardo Espíndola haya agilizado el regreso de nuestros hijos. Como papá de un joven de 17 años lo único que quería era que mi hijo regresara a casa”, dijo Jorge Aguayo, padre de uno de los estudiantes más jóvenes varados en Bolivia y quien emprendió el viaje hasta Huara para colaborar en el traslado.