Escuelas rurales, todo listo y dispuesto para el inicio de clases 2021

Comunas de Putre, General Lagos y Camarones, con sus medidas de seguridad y protocolo listas para recibir a sus alumnos.

Un arduo trabajo ha realizado el Servicio Local de Educación Chinchorro junto a sus profesionales del área de prevención de riesgos en las diferentes escuelas de las comunas rurales de nuestra región, Putre, General Lagos y Camarones, con el fin de implementar las medidas de seguridad y protocolos dispuestas por el Ministerio de Salud, para recibir, con el cuidado necesario, a nuestros docentes y alumnos.

Cabe señalar que dichas comunas rurales se encuentran en fase 3 del plan paso a paso y por lo tanto pueden recibir a los alumnos en modalidad presencial para iniciar el año escolar 2021. Para esto se han implementado entre otras medidas, el distanciamiento del inmobiliario escolar para la correcta distancia entre alumnos, demarcaciones de espacios, implementación de gráficas indicativas de los protocolos de cuidado que conocemos como distanciamiento, lavado de manos constante y uso de mascarillas entre otras medidas, la sanitización de las diferentes escuelas y la entrega de insumos de higiene para el cuidado personal de profesores y alumnos de cada establecimiento.

Julia Oróstegui Beovic, Directora del Servicio Local Chinchorro, destacó la labor que como equipo se ha desarrollado para poder tener los establecimientos de la región, con las condiciones necesarias y óptimas para poder recibir a los alumnos en este nuevo año escolar, “Hemos trabajado arduamente en equipo para poder tener los liceos y escuelas de la región listas para recibir a nuestros docentes y alumnos, las escuelas de las comunas rurales están en condiciones de recibir a los alumnos de forma presencial por la fase en la que éstas se encuentran; a diferencia de la comuna de Arica, donde seguimos en cuarentena, por ende , el inicio del año escolar seguirá siendo de manera virtual mientras no avancemos en fases sanitarias que nos permitan, paulatinamente y de forma voluntaria por los apoderados, volver a la modalidad presencial o mixta, dependiendo también al plan de funcionamiento que ha desarrollado cada establecimiento de nuestra región”.