Escuelas Públicas del Servicio Local de Educación Chinchorro siguen abiertas

Miguel Lecaros, director ejecutivo del Servicio Local de Educación Pública Chinchorro

Servicio Local de Educación mantiene la atención de los establecimientos a través de turnos éticos, para los apoderados y alumnos que lo requieran.

Las escuelas y liceos del Servicio Local de Educación Pública Chinchorro seguirán abiertas en el presente estado de excepción, para asegurar a las familias ariqueñas la continuidad del proceso educativo.

Así lo expresó el director ejecutivo del servicio, Miguel Lecaros Sánchez, quien explicó que para ello se han dispuesto turnos éticos, con el fin de que la comunidad escolar pueda acceder a los establecimientos si requiere de ellos.

Estos turnos fueron dispuestos apenas se conoció la suspensión de clases decidida por el Ministerio de Educación para colaborar con la contención del Covid-19 o corona virus.

Entre sus primeras labores estuvo el asegurar la entrega de alimentación escolar a los alumnos vulnerables de la región, que dependen de ella para complementar su nutrición y también colaborar con los programas de vacunación del Ministerio de Salud orientados a la población en edad escolar.

Sin embargo, enfatizó Lecaros, la principal misión de las escuelas y liceos sigue siendo entregar educación a su alumnado.

Para ello, en concordancia con lo dispuesto por el Ministerio de Educación, se instruyó a los directores de los establecimientos para que, con sus respectivas Unidades Técnico Pedagógicas, preparan y organizaran el envío de material pedagógico a los alumnos para continuar con la educación a distancia.

“Esto es una gran herramienta, pero tiene un problema y es que no todas las familias tienen el mismo acceso a computadores y a internet en el hogar. Por eso, descansar en la educación a distancia también puede profundizar la brecha entre las familias de una condición económica más holgada y las de sectores más vulnerables”, planteó.

“Sabemos que tenemos alumnos que viven en sectores apartados, donde no cuentan con internet, y otros que incluso teniendo acceso a la red, no tienen en sus casas cómo imprimir las guías y materiales que les envían de su escuela”, detalló.

Por eso, añadió, es importante que los establecimientos no dejen de atender, incluso en esta condición de excepción que vive el país.

Para ello, a través de una circular, se instruyó a las educadoras encargadas de jardines infantiles y directores de escuelas y liceos dependientes del servicio Local de Educación Pública Chinchorro, que organicen los turnos éticos de modo de coordinar el proceso educativo y dar continuidad a la atención de los padres y apoderados que lo requieran.

Ello, cautelando también las precauciones indicadas para evitar o minimizar los riesgos de contagio, evitando los saludos físicos, manteniendo una distancia prudente de al menos un metro con otra persona y constante lavado de manos.

El horario dispuesto para el funcionamiento de estos turnos éticos es de 8.30 a 13 horas.

Sin perjuicio de ello, las condiciones y modalidades de estos turnos éticos serán revisadas semanalmente, de acuerdo a la evolución de los acontecimientos.