En menos de 36 horas Armada captura tres embarcaciones peruanas pescando en Zona Económica Exclusiva (Video)

En las operaciones de vigilancia oceánica se desplegaron medios aéreos y marítimos, e incluyeron a la Fragata “Almirante Condell”.
Las embarcaciones peruanas capturadas pescando dentro de Zona Económica Exclusiva Nacional ya suman 16 durante este año.

Mientras unidades aéreas y marítimas de la Armada de Chile efectuaban operaciones de vigilancia en Zona Económica Exclusiva Nacional, detectaron en menos de 36 horas tres embarcaciones menores de bandera peruana las cuales fueron fiscalizadas por personal naval.

La vigilancia efectuada durante la presente semana en la zona norte del país, incluyó a la Fragata “Almirante Condell” de la Escuadra Nacional, resaltando con esto la polivalencia de las unidades de combate de la Institución para efectuar distintos tipo de tareas, contribuyendo a la protección de las fronteras marítimas de nuestro país.

La primera embarcación fue detectada 162 kilómetros al oeste de Mejillones por la dotación del patrullero oceánico “Cabo Odger”. La embarcación “Nayely Yamileth” con 5 tripulantes a bordo, uno de ellos indocumentado, almacenaba aproximadamente 3 toneladas de tiburón azul fresco en sus bodegas, pesca cuyo origen no pudo ser acreditado por sus tripulantes.

Durante la fiscalización y según los documentos de la embarcación, ésta no contaba con autorización para navegar a más de 15 millas del puerto de Ilo en Perú, siendo un peligro para la seguridad de la navegación y la vida de sus tripulantes.

Horas más tarde y 180 kilómetros al oeste de “Punta de Lobos”, la Lancha de Patrullaje Costero “Santiago Salinas” fiscalizó y capturó la embarcación menor peruana “Bella Luz II”. La embarcación con 4 tripulantes de nacionalidad peruana a bordo, almacenaba aproximadamente 4 toneladas de tiburón azulejo y diamante en sus bodegas y 100 kilos de “Caballa”, especie que es utilizada por los pescadores como carnada. Cabe destacar, que dicha embarcación al momento de su fiscalización, fue sorprendida con sus luces de navegación apagadas, lo que constituye un peligro para su navegación y la de otras embarcaciones.

Finalmente y mientras realizaba operaciones 169 Kilómetros al oeste de “Punta Patache”, la dotación de la Fragata “Condell”, fiscalizó y capturó la embarcación menor peruana “Maribella Massiel II”, que navegaba con cuatro tripulantes de nacionalidad peruana a bordo.

Al ser abordada, personal Naval comprobó que en las bodegas del pesquero se almacenaban cerca de 3 toneladas de tiburón azulejo, recurso cuya procedencia no pudo ser acreditada. Asimismo, se pudo determinar que la embarcación no contaba con permiso para navegar a más de 15 millas del puerto de “Ilo”, y no poseía radiobaliza de emergencia ni equipo de comunicaciones HF, representando un peligro para la seguridad de su navegación y la de terceros.

Las embarcaciones pesqueras y sus tripulantes están siendo escoltadas hacia el puerto de Arica por unidades marítimas dependientes de la Cuarta Zona Naval, ciudad donde los pescadores serán puestos a disposición del tribunal correspondiente por infringir la Ley General de Pesca y Acuicultura.

Este tipo de fiscalizaciones se enmarcan en las contantes operaciones que realiza la Armada de Chile para dar cumplimiento a la seguridad e intereses territoriales, destacando la polivalencia de los medios aéreos y de superficie para cumplir los objetivos asignados, contribuyendo a la protección de las fronteras marítimas de nuestro país.

El Comandante de la Fragata “Almirante Condell”, Capitán de Fragata Alberto Guerrero, explicó en qué marco se efectúan las operaciones de la unidad de la Escuadra en el norte del país: “La Armada dentro de su rol de protección y fiscalización de la Zona Económica Exclusiva y los recursos del país, ha desarrollado un plan de integración entre el poder Naval y del Servicio Marítimo, en el cual utilizando la polivalencia y flexibilidad de los medios navales, permite cumplir un amplio espectro de funciones, dentro de los cuales se fiscaliza y se protegen los recursos naturales de nuestro país”.

Con respecto a la fiscalización y captura de las embarcaciones, indicó que: “Dentro de esta fiscalización en la cual contamos con medios aéreos y de superficie, encontramos embarcaciones pesqueras menores procedentes del puerto de Ilo, las cuales no habían dado cumplimiento al permiso y normas de zarpe previstas por el puerto de dicho país, esto sumado a una incapacidad de los patrones para acreditar la posición donde habían realizado la pesca. Esto refuerza el concepto de estar permanentemente vigilando y protegiendo nuestros recursos”.