En medio de crisis migratoria en el norte del país, presentan norma constitucional que busca garantizar el derecho a una migración regular, segura y ordenada

Convencional por Arica, Pollyana Rivera

La Convencional por Arica, Pollyana Rivera, fue una de los 16 representantes de Vamos por Chile que patrocinó la propuesta ingresada el lunes pasado a la instancia constitucional, en un tema que ha adquirido especial relevancia debido a las movilizaciones que se registran en Arica y Tarapacá, ante el masivo ingreso irregular de migrantes y el aumento de la inseguridad en esa zona del país.

Comenzaron en Tarapacá, pero rápidamente se extendieron a Arica las movilizaciones de habitantes de ambas regiones que han salido estos días a las calles a expresar su malestar ante la crisis migratoria que afecta a esa parte del país y el aumento en los niveles de inseguridad que percibe la población ante la ocurrencia de hechos delictuales.

En medio de este escenario, la representante por Arica del Partido Republicano en la Convención Constitucional, Pollyana Rivera, junto a un grupo de 15 convencionales de Vamos por Chile, ingresó el lunes pasado una propuesta de norma constitucional que busca garantizar en la próxima Carta Fundamental el derecho a una migración regular, segura y ordenada.

El objetivo, afirma Pollyana Rivera, es que en la Constitución que se redacte quede expresamente establecido que Chile es un país que está abierto a la inmigración, pero de una manera sostenible, responsable y con una mirada de largo plazo. “Desde hace un tiempo venimos registrando en el país una inmigración más bien descontrolada, con un precario control fronterizo para evitar el ingreso irregular de personas desde otros países, y eso está generando problemas que están teniendo el impacto que hoy podemos ver en las movilizaciones ocurridas en Iquique y Arica”.

Esto, afirma la convencional republicana, es una constatación de que “cuando las cosas se hacen mal, de forma desordenada y sin un enfoque estratégico, el voluntarismo político termina siendo muy perjudicial para Chile”. “Debemos entender que la inmigración tiene limitaciones, ya que como país no tenemos la capacidad de recibir a la gran cantidad de flujo migratorio que se está observando, y menos cuando muchos lo hacen vulnerando los conductos regulares para venir a buscar legítimamente una oportunidad a nuestro país”, enfatiza Rivera.

“Arica es la puerta de entrada al país por el norte, y observamos con claridad los efectos nocivos que está teniendo para nuestra región la proliferación de la inmigración irregular, entre otros aspectos, porque eso ha llevado que además de quienes vienen a buscar mejores oportunidades que sus propios países no le bridan, ingresan personas que vienen a delinquir. Este no es sólo un problema social, político y económico, sino que también de seguridad nacional, pero esta dimensión del problema parece no ser considerada por el Estado y las autoridades”, complementa la convencional republicana.

Además, asegura Pollyana Rivera, hay un problema práctico y de incapacidad del país para dar solución a este flujo constante de inmigrantes. “Si en Chile tenemos un severo déficit de viviendas sociales para garantizar un techo digno a los chilenos, mal podremos entregar respuesta a quienes ingresan a nuestro territorio, lo que ha llevado a una tremenda expansión de campamentos de emergencia y la toma irregular de terrenos”.

“Como país, y como región de Arica y Parinacota, necesitamos que este problema se aborde con sentido de urgencia y como una política de Estado permanente, ya que aquí no sirven las medidas parche y acciones temporales, ya que eso sólo seguirá agravando el problema. Por eso presentamos esta propuesta de norma, para que desde la Constitución quede definida la política del país en esta materia, sobre la que deberán ajustarse las leyes ordinarias que regulan este tema”, finalizó Rivera.