En Farmacia Municipal enseñarán a los pacientes a tomar bien sus remedios

La novedad es que partir de enero la Farmacia Municipal Popular de calle 18 de Septiembre 455, pondrá a disposición de los clientes y pacientes una Sala de Capacitación y un programa para el uso correcto y oportuno de sus medicamentos.

Al mismo tiempo, empezará a funcionar una Sala de Fraccionamiento que permitirá realizar compras por mayor y tener la posibilidad de fraccionarlas en unidades menores, favoreciendo a más personas con precios más bajos.

Así lo informó la directora técnica de la Farmacia Municipal Popular, químico farmacéutica Miriam Olivos, agregando que los remedios más requeridos son inhaladores, analgésicos y medicamentos oncológicos, además de pañales para adultos mayores, que vienen en paquetes con 18 pañales a un precio económico.

Explicó que esta farmacia corresponde al tipo asistencial y por lo tanto ha sido muy difícil transmitir que la venta de medicamentos es a través de una receta médica. Ningún remedio se expende sin ese requisito básico.

La Farmacia Municipal Popular fue inaugurada el 27 de agosto de 2016, en calle 18 de Septiembre 455. En estos cuatro meses han atendido a 955 personas con un equipo de trabajo que lo conforman un químico farmacéutico, un auxiliar de farmacia, un auxiliar de servicios, un administrativo y un asistente.

Todos los habitantes de Arica tienen acceso a la compra de medicamentos más económicos, los pacientes crónicos son los más favorecidos porque requieren en forma mensual una serie de remedios y los obtienen a precios bastante convenientes.

La farmacia partió con una canasta básica de remedios, la que fue recomendada por la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), la que surte a farmacias de hospitales y consultorios.

Los medicamentos que no tiene Cenabast, deben ser adquiridos en laboratorios productores, con un valor mucho más elevado, ya que los descuento los hacen por grandes volúmenes.

Las personas que pertenecen a Isapres o Capredena deben presentar boletas de servicios básico como agua, luz, que certifiquen que viven en Arica o bien presentar un comprobante de una junta de vecinos. En el caso de los menores basta un certificado de nacimiento que compruebe vínculo con sus padres y certifique domicilio conocido.

Contraloría pone como condición para que una persona pueda comprar medicamentos en la Farmacia Municipal Popular, es que habite en nuestra ciudad, como único requerimiento oficial y legal, por lo tanto los migrantes que viven en Arica tienen los mismos derechos que el resto de los ariqueños.