En el cuello o la frente: las dos zonas donde te deben tomar la temperatura en centros comerciales

Por Victoria Jeria E.

En el cuello o la frente: las dos zonas donde te deben tomar la temperatura en centros comerciales.

Los termómetros infrarrojos se han masificado con la pandemia de Covid-19. Estos dispositivos son útiles para detectar fiebre, siempre y cuando se apliquen en ciertas partes del cuerpo.

Las largas colas en centros comerciales, supermercados y recintos de diversa índole han marcado las rutinas durante la pandemia. En cada acceso, y como parte de los protocolos exigidos, se realiza la toma de temperatura, lo que toma tan sólo algunos segundos. La pregunta es ¿se está aplicando correctamente este sistema?

Vanessa Jara, académica de Enfermería de la Universidad San Sebastián, explica que no. “Los termómetros sin contacto, o infrarrojos, captan la radiación que emite el cuerpo a través de un lente que canaliza la información, la que luego se traduce en una cifra de temperatura. Sin embargo, para que este mecanismo sea 100% confiable, es necesario que la toma se realice en la frente o en el cuello”, explica.

Precisamente, en este último punto, quienes operan estos dispositivos se caen, pues realizan la maniobra a nivel de muñecas y antebrazo. “Por redes sociales ha circulado información errada que indica que estos termómetros emitirían una radiación que mata neuronas, razón por la que muchos han comenzado a negarse a que la toma de temperatura sea en la frente. Esto es un error, ya que no hay ningún riesgo asociado”, detalla Jara.

Esta situación es bastante compleja, pues existe alta probabilidad de que se permita el acceso a personas que tienen fiebre, y eventualmente coronavirus, lo que abre la posibilidad de contagios entre la población que ingresa a los diferentes recintos. “Lo más importante es leer las instrucciones del fabricante de los termómetros. En este caso, lo más habitual, es que se solicite que la temperatura sea tomada en la frente o en el cuello, dado que estas zonas tienen mayor circulación superficial, lo que asegura que la medición sea válida y que podamos confiar en el valor que se está entregando”.

La académica de la USS hace un llamado para que los centros comerciales instruyan al personal en esta materia, y así, hagan el procedimiento de la manera correcta. “También es importante educar a la población para que se sientan seguros con esta medición en la frente, explicarles que no les va pasar absolutamente nada y enfatizarles que, si se toma la temperatura en un lugar distinto, como el antebrazo, por ejemplo, lo único que podrían conseguir es que no se detecte la fiebre en quien debiera detectarse, y con ello, se ponga en riesgo a todas las personas que asistan a ese centro comercial”, finaliza la enfermera.