En CESFAM Amador Neghme conmemoraron Día No Violencia a la Mujer con masajes y zumba

Recordando a las miles de mujeres que han sufrido violencia y que han sido víctimas de sus mismas parejas, el equipo profesional de Salud Mental desarrolló actividades educativas y recreativas.

salud_zumbaUna actividad dinámica, educativa y recreativa, donde hubo consejería, entrega de globos naranjas, masajes kinésicos para las usuarias, incluso baile zumba y acuerdos en un panel de estar en contra de la violencia contra la mujer dibujando la mano con nombre y firma, fue la iniciativa desarrollada por el equipo del Programa de Salud Mental del CESFAM Amador Neghme, en el marco conmemorativo de la eliminación de este grave problema social que exhibe cifras preocupantes como que una de cada tres mujeres sufre violencia y 7 son asesinadas diariamente en el mundo.

La usuaria Carolina Torrejón, quien también estampó su mano y firma en el muro, señaló que “yo me uno a poner fin a la violencia contra las mujeres. Encuentro un apoyo muy bueno que hace el consultorio porque hay mucha violencia contra la mujer en Chile”.

La psicóloga Jeannette Moreau indicó que “quisimos recordar este día recordando a miles de mujeres que han sufrido violencia, que han sido víctimas de sus propias parejas. En vista de eso es necesario recordar que existieron y que estamos con ellas, que estamos con todas las mujeres del mundo”.

La profesional afirmó que en los Centros de Salud Familiar del DESAMU siempre se brinda apoyo técnico a las mujeres que tienen el problema instalado y que, también, hay tratamiento de psicoterapia, farmacológico y derivaciones a las redes de salud. “Atendemos a mujeres, niñas, adolescentes, que sufran maltrato, violencia intrafamiliar, desde pequeña edad hasta grandes. Tenemos atención de promoción en los consultorios, haciendo este tipo de campañas preventivas, con pesquisas de las mujeres que sufren violencia, con psicoeducación y talleres de personas que ya están con el problema instalado y quieren salir adelante, son los grupos de autoayuda”, sostuvo.

Asimismo, Jeannette Moreau manifestó que los causales son múltiples “ya que es un problema que traspasa los niveles socioeconómicos. La mujer que se siente vulnerada, desprovista, que tiene baja autoestima, que ha tenido historia de maltrato de violencia en su familia tiende a repetir el patrón, el abuso de alcohol, de drogas, la discriminación en general, tener bajos recursos, favorece bastante la aparición de la violencia contra la mujer”.