En breve reseña de su gestión del 2015, alcalde Urrutia desestimó ser candidato a la reelección en un 90 por ciento

Alcalde Salvador Urrutia
Alcalde Salvador Urrutia
La licitación del agónico Parque Centenario, es a juicio del alcalde uno de los aspectos más destacables del año que se fue, tratando de esa forma, responder al reiterativo tema de la falta de proyectos de la actual gestión municipal, lo que se transformó en una condición de sus tres años en el municipio, añadido a ello las devoluciones de fondos por proyectos que no llevó a cabo y el traspaso de la responsabilidad de la construcción del nuevo edificio consistorial. A juicio de algunos concejales y la comunidad en general, una pérdida de tres años y de atraso para la ciudad, ante la inoperancia mostrada por el alcalde Urrutia.

Urrutia calificó de optimista y promisoria la proyección de gestión municipal para el 2016, insistiendo que es la proyección de la ciudad y de la región, donde el rol fundamental es del Gobierno Regional, que representa al Gobierno, el que ha apoyado en forma potente a Arica y Parinacota, a través del Plan Especial de Zonas Extremas, una inyección de recursos que no ocurría desde hace más de 60 años, según afirmó.

Agregó que el ánimo de los ariqueños ha cambiado en forma notable, pasando de una actitud quejumbrosa y sin expectativas, a una nueva generación de ariqueños emprendedores y que están invirtiendo en actividades económicas.

AÑO PÓLITICO
Sobre el tema de las campañas políticas que coparán la agenda del 2016, el alcalde enfatizó que la actual gestión actuará con absoluta imparcialidad, ratificando que no será candidato para la reelección, con un 90 por ciento de certeza. “En ese sentido he reiterado a mi equipo y colaboradores que nuestra tarea es entregar la Municipalidad lo mejor posible a la nueva administración y eso implica absoluta prescindencia política. Esta Municipalidad no va a hacer campaña por nadie, muy claro”.