Emprendedora ariqueña inaugurará su restaurante “La Ruta de las Aves” frente al humedal del Río Lluta

restaurant_humedalAnsiosa y sólo esperando la inauguración de la pérgola de su restaurante “La Ruta de las Aves” se encuentra Inés Tapia Tapia, quien fue favorecida con el “Programa de Apoyo a la Reactivación (PAR) Diversidad Gastronómica Arica” de Corfo, que le cofinanció la ampliación de su local ubicado en avenida Las Dunas, frente al humedal del Río Lluta.

Este programa tiene como objetivo fortalecer la competitividad de las empresas del sector turístico gastronómico mediante el desarrollo de competencias y del cofinanciamiento de inversión, lo que permitirá acceder a nuevas oportunidades de negocio.

Y así lo ha entendido Inés, quien es casada con Luis Cuevas Moreno, ambos llegaron a Arica en 1973 en busca de nuevos horizontes y a su arribo adquirieron un terreno de media hectárea en la villa La Ponderosa. Sin embargo, recién en el 2008 decidieron instalarse con una rústica cocinería para atender al público.

COLONIZADORES
A pesar que se encontraban muy alejados del radio urbano, tomaron la determinación de colonizar el lugar vendiendo sólo los sábados y domingos, entre otras cosas empanadas, helados y bebidas, ya que contaban con otro local en la ciudad y que lo trabajaban de lunes a viernes.

Eso sí, debían trasladar ellos mismos el agua, por la falta de alcantarillado en el sector, por lo que la tarea se hacía doblemente complicada. “Recuerdo que eran innumerables los bidones de agua que debíamos llevar, porque no había agua potable y nuestro objetivo era evitar que nuestros clientes sufrieran con algún producto mal elaborado”, recordó Luis.

En el 2009 surge el nombre de “La Ruta de las Aves”, oportunidad en que cierran el local de la ciudad y se van con todo para trabajar a tiempo completo en este restaurante, ampliando la atención con comidas a base de carnes, pollo y pescados; y seguir con sus afamadas empanadas, pero esta vez a base de camarones, jaiba, ostiones o centolla.

Y aunque eran incrédulos de las ayudas de las instituciones de gobierno, postularon a fines de 2014 al Programa de Apoyo a la Reactivación (PAR) de Corfo, adjudicándose la suma de $2.400.000, la misma cantidad de dinero la aportaron ellos para iniciar en febrero de este año las obras de la pérgola, “donde la idea es que los clientes tengan un espacio al aire libre, como una zona para fumadores”, dijo Inés, quien actualmente es la administradora del restaurante y aspira a seguir contando con aportes para ampliar su recinto, que se caracteriza por ser un espacio de entretención familiar, que atiende de lunes a viernes desde las 17:00 horas, y los sábados y domingos a contar del mediodía.