EL DUENDE NEGRO: Y llegamos a septiembre

duende_negro
Hola mis viejos brujos y brujas…duendes, elfos y trolls…felices todos porque logramos pasar el mes de agosto, tan temido por la juventud de la tercera edad, edad en la que se encuentran la mayoría de los integrantes del aquelarre ariqueño.

Anoche estuvieron bailando hasta la hora de los vampiros, las fieles representantes de las muchachas del siglo pasado de Camarones, donde el ágil y dinámico Iván Romero, les pagó una comilona con bailable, con copete, harto confeti…atención escribí confeti y no confite, que son cosas diametralmente opuestas.

Decía el burgomaestre de Camarones, que como había subido el dólar y como había que potenciar Arica, decidió este año, hacer la pichanga de los centenarios habitantes de su comuna, eligió el casino Arica, ya que estaba bueno de ir a dejarles la plata a los peruanos a Tacna, además el sol ha subido mucho y encarece todo y hay que dejar algún billete pa´ la campaña del próximo año.

La más contenta y bailarina resultó ser la elfina Fresia, nacida y criada en Codpa, con familiares de Chitita, Guañacagua y otros. Bailó hasta que se le gastaron las tapillas de los zapatos.

En muchas partes celebraron la partida de agosto y ya están preparando sus tenidas primaverales, pero la mejor fiesta se hizo en Villa Frontera, en el reducto del duende “Papo”….llegaron brujas de todo el entorno, algunas de Salamanca…su jaula con tuetués estaba adornada con orejas de murciélagos y telarañas…había luz negra y bebidas espirituosas, muchos filtros e infusiones mágicas, lo que les permitió darse un paseo aéreo en sus escobas en una bandada de brujas y elfinas.

Los más felices eran el alcalde de Arica, el Core Lee, la concejal Díaz y uno que otro fiel representante de la cuarta edad que anda por ahí.

Hoy tenemos el aquelarre de despedida de agosto, pese a que es 1 de septiembre, se hará donde el duende “Papo”, ya que quedó mucho por libar…nos vemos a la noche en Villa Frontera…rápido mi escoba azul para emprender el vuelo…y será hasta el martes…Clarke…clarke.

EL DUENDE NEGRO