EL DUENDE NEGRO: ¿Quién es el Duende Negro?

duende_negroHola mis brujitas, nereidas y elfinas, semana muy movida…¿y cómo están los ogros, brujos y trols del aquelarre ariqueño? Todos bien, supongo, luego de las carnavalescas libaciones de icores espirituosos en las recónditas cuevas de Anzota, cuartel general de nuestra misteriosa y oscura cofradía…vamos a lo nuestro.

Como caja me han dado, luego que comentáramos que algunos cores habían ido sólo al pasacalle a Santiago y no se quedaron a la actividad de promoción de la ciudad en el paseo Ahumada. Bueno, el asunto es que ha comenzado una caza de brujas detrás del Duende Negro. Alguien por ahí nos dijo que nos blanqueáramos ¿?, por ello he decidido decir quién es el Duende Negro:

El Duende Negro es aquel que está a tu lado, tu compañero de oficina, el que juega al fútbol contigo, aquel que está esperando que lo atiendas, aquel, que muchas veces es ignorado por personero públicos, es aquel que sin querer queriendo, se da cuenta de muchas cosas y simplemente me escribe al www.aricamia.cl, nos cuenta que está sucediendo. Ese soy yo, el Duende Negro, y soy negro porque me muevo en la oscuridad, y nadie me ve, sin embargo lo sé todo. En este momento, puedes estar a tu lado el Duende Negro, viendo y oyendo lo que estás haciendo.

Uso el estilo sarcástico, irónico, en vez de tornarme tonto grave, para escribir y criticar. Sin embargo no es el ánimo de ofender, menoscabar, ni mucho menos faltar el respeto, solo indicar que hay acciones que perjudican a la gente y las damos a conocer como una forma de que las cosas comiencen a cambiar en mi querida Arica.

Ese soy yo, el Duende Negro.

Mi escoba azul, que rápidamente debo ir a preparar el aquelarre de esta noche en las cuevas de Anzota, ya que llegan brujos a despedir el verano y a comenzar a prepararnos para el frío del invierno. Hasta el próximo martes, día de duendes. brujas y ogros, mis queridos esperpentos del aquelarre ariqueño….clarke…clarke… a esperar al brujo Alfredo que viene de vuelta de Calama…seguro que fue a visitar a la que sabemos los dos….jua,jua,jua.

EL DUENDE NEGRO