EL DUENDE NEGRO: Estamos estresados…pánico al terremoto…no nos evalúen..

Duende NegroHola mis queridos brujos, miembros del aquelarre ariqueños…¿cómo están las brujitas, las elfinas y nereidas?…bien todos…después de disfrutar el fin de semana en nuestra siniestra posada y haber catado las más embriagantes pócimas, aquí estamos para conversar respecto a lo que se teje en Macondo…

La última y que le llenó la carita de vergüenza a una ninfa académica, fue la idea descabellada, supongo, del Colegio de Profesores de Arica, de ir donde el hermanito de Ovapi, para presentar sendos documentos, que luego del terremoto del 1 de abril, ellos no están en condiciones de ser sometidos a la temida Evaluación Docente, porque están asustados, tienen miedo, totalmente estresados, y se sienten totalmente inhabilitados intelectualmente para cumplir que dicha exigencia…

Esta situación raya en lo absurdo…los que tienen temor a ser evaluados, son los que han seguido haciendo clases, entre huelgas y paros, evaluando a sus alumnos. Para eso no tienen temor, no hay estrés ni mucho menos se sienten inhabilitados para recibir su sueldo y marchar exigiendo fin al lucro y por una EDUCACIÓN DE CALIDAD ¿?…raro discurso…¿qué opinarán los cientos de alumnos de las carreras de pedagogía de Arica e Iquique, que a ellos los siguen evaluando y poniéndoles nota, luego del manso terremoto?

¿Cómo es posible que quienes, han tenido una preparación de cinco años en la universidad, salgan con un ridículo llamado a no ser evaluados? ¿Estarán ellos capacitados, para así de buenas a primeras, se auto diagnostiquen estrés? Habría que someterlos a todos a una evaluación de un psicólogo o en su defecto de un psiquiatra.

Imagen de referencia
Imagen de referencia
Saben mis queridos contertulios de este aquelarre, que hay profesores que ni siquiera conocen los cuadernillos de evaluación, y saben por qué: pagan para que otro más preparado, inteligente y verdaderamente docente, se los llene.

La evaluación debiera ser tipo PSU….todos los docentes sentados llenando sus cuestionarios y su evaluación, por ejemplo en el mes de enero, con tiempo limitado, para ver así sus verdaderas capacidades y no entregarle un cuestionario, que otros llenan.

No hay cara para pedir una educación de calidad con este tipo de docentes, que buscan por todos los medios evitar que queden al descubierto sus falencias. Para educación de calidad, se necesitan profesores de calidad.

Mi escoba azul para irme lejos, donde no haya este tipo de pseudos docentes, que nada han aportado a la educación chilena…por eso la educación pública está como está. Sin embargo, pese a ello, hay buenos profesores, los menos, que son de vocación y no, porque estudió esto, porque no le dio para otra carrera.

Será hasta la próxima…God save the public education…

EL DUENDE NEGRO