EL DUENDE NEGRO: Encuentro cercano del tercer tipo

duende_negroHola mis queridos brujos, elfos, elfinas, trolls y otros, espero que estén disfrutando del verano con los baños nocturnos de las iluminadas playas de Arica….me llego a reir solo, menos mal que están a oscuras, así nuestras sirenas, sílfides y nereidas, se pueden refrescar sin que los intrusos de siempre las estén observando…vamos a lo nuestro.

Este Duende, tuvo que hacer un raid hacia una ciudad relativamente lejana de Ariquita, por lo que montó en su escoba y partió rumbo al sur….esto que les voy a contar, parecerá chiste o cuento, pero fue la absoluta verdad y es a prueba de desmentidos…a la altura de Quillagua, en medio de la noche fría y oscura del desierto, descendí de la escoba, cuando de repente observé luces de colores rojos, azules, verdes, intermitentes…en eso estaba,, cuando una figura antropomorfa, a la cual le corría una especie de melaza desde lo que podría ser su cabeza, hacia sus extremidades y en lo que podría ser su mano derecha sostenía un vaso con cierto brebaje que despedía vapor.

Asustado por tan fantasmagórica aparición, este Duende se dijo: “Un E.T….estoy seguro que es un E.T. Si le hablo en español, de repente no me va a entender, aunque ahora está de moda el chino mandarín, intentaré con mi embrujado inglés…Hello…I´m Black Elf, and I come frome to Arica…earth planet…(Hola, soy el Duende Negro y vengo de Arica, del planeta tierra)….La aparición me miró fijamente a los ojos, a medida que se acercaba y me dijo, en español: “Hola, soy el CORE Mauricio Paredes, que llevo a Arica el camión de mi hermano Iván y que me quedé en pana al reventársele una cañería de aceite que me ensució entero, la cara, mi camisa favorita y el pantalón que me regaló mi señora para la pascua”…Risas y un apretón de mano, una cara conocida en medio del desierto…El CORE me extendió su mano con el vaso del extraño brebaje y me dijo: “Es café y está calientito”…Luego de intercambiar algunas copuchas y cuentos….este Duende, se subió a su escoba y partió rumbo a la ciudad del ancla, mientras que la aparición, trataba infructuosamente de quitarse el aceite de su cara, manos y ropa, emprendiendo su camino hacia Arica…”.

Curioso encuentro en medio de la oscuridad de la noche, en medio del desierto…Bueno mis brujitas y brujos, a la noche les contaré más detalles en el aquelarre que tendremos en las Cuevas de Anzota…a propósito…¿Alguien sabe algo del duende “Papo”, si le llegó el agua o no a su covacha de “Gallinazos”, que él, pomposamente llama Villa Frontera”?…Ya mi escoba…y será hasta el próximo martes….chauuuu….clarke….clarke.

EL DUENDE NEGRO