Eduardo Bascuñán es el nuevo presidente del Programa Meso Regional Qhapaq Ñan de Corfo

Su sello será relevar emprendimientos indígenas ligados a una oferta turística y potenciar la industria sin chimenea que pasa por esta ruta que es Patrimonio de la Humanidad.

Eduardo Bascuñán, presidente del Programa Meso Regional Qhapaq Ñan de Corfo.
Eduardo Bascuñán, presidente del Programa Meso Regional Qhapaq Ñan de Corfo.
Relevar los emprendimientos indígenas ligados a una oferta turística, escuchando las diversas posiciones de todos actores. Con ese sello asumió el empresario Eduardo Bascuñán Peñafiel la presidencia del Consejo Directivo del Programa Meso Regional en la Ruta del Qhapaq Ñan.

Este programa, que es liderado por Corfo junto a Sernatur y el Consejo de Monumentos Nacionales, se lleva a cabo con la participación de públicos y privados de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama; y tiene como finalidad potenciar la industria sin chimenea que pasa por esta ruta que recorre 6 mil kilómetros y que mil 800 están en nuestro país, de los cuales 112 kilómetros fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Eduardo Bascuñán es antropólogo de profesión, con más de 20 años trabajando con las comunidades indígenas, por lo que conoce muy bien el desafío que asumió, “ya que no podemos seguir perdiendo competitividad en relación a Perú o el noreste argentino”, subrayó quien es propietario de “Suma Pacha Adventure”, empresa de turismo aventura que tuvo el apoyo de Corfo: partió con un Capital Semilla Innova, luego un FOCAL y se certificó en norma de calidad en turismo.

VINCULACIÓN CON EL TURISMO
Tiene claro que el efectivo desarrollo de este programa permitirá que distintas comunidades y emprendedores indígenas puedan vincularse de manera efectiva a la cadena de la industria turística. “Este programa es una gran oportunidad para toda la macro región norte de Chile, para poner en valor un recurso patrimonial único en el mundo como es el Qhapaq Ñan o Camino del Inca, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco”.

También cree que el Qhapaq Ñan es el mejor momento para desarrollar el turismo de intereses especiales con una alta participación de emprendedores y comunidades indígenas que están a lo largo de la ruta, “para generar productos con mayor valor agregado, lo que nos permitirá en un mediano y largo plazo aumentar ingresos, llegada de más turistas, descongestionar San Pedro de Atacama. Y es un desafío para privados y públicos de trabajar unidos en torno al turismo”, recalcó.

Precisó que la tarea que tiene por delante “es un gran desafío profesional”. “Esto significa invertir mucho tiempo versus mis negocios, pero entiendo que es un proyecto de bien público, por lo que estoy consciente que alguien debe asumir esta tarea. Es decir, un privado debe ponerse al frente para liderar o generar proyectos de bien público más allá del interés privado”.

El directorio que encabeza Eduardo Bascuñán se encuentra preparando lo que será la presentación de la Hoja de Ruta del Qhapaq Ñan ante el Comité Programa Iniciativas Estratégicas (CPIE). La actividad está prevista para fines de julio en Santiago.