Edición N° 12 Arica, Noticias y Sensaciones de Antaño: Corridas de toros, caída del rey Jorge VI

Como en todas las ciudades, siempre ocurren hechos policiales que llaman la atención de la comunidad, es así que siempre habrá detenidos por consumo de alcohol y también por agresión intrafamiliar, que en aquel entonces no estaba tan difundido el delito como en nuestros tiempos.

Revisando las amarillentas páginas del diario vespertino El Ferrocarril, pudimos rescatar algunos hechos policiales, los cuales, como indicamos más arriba, no distan mucho de los que hoy ocurren en nuestra Arica.

Dos Borrachitos
hechos_policiales_dos_curaditos_25_11Nos cuentan las crónicas de hace cien años atrás, que la pareja conformada por doña María Jesús Acevedo Brito y don Juan Gomez Rojas, al parecer, cuenta la noticia, decidieron salir a celebrar un santo, vaya a saber cual, y consigna que la celebración debe haber estado muy buena, tanto así, que infringieron descaradamente el artículo 131 de la ley de alcoholes, por lo que fueron detenidos por la policía y llevados hacia sus dependencias “a dormir la suave tranca”. No sabemos el desenlace de la información, pero lo más probable es que se les haya aplicado una multa por parte del tribunal y quedaron en libertad al día siguiente.

Por ébrio y mal genio
hechos_policiales_26_10El alcohol es muy mal consejero, especialmente cuando los individuos no pueden controlar sus impulsos violentos y no aceptan tampoco los reproches de su mujer al regresar pasados de copas a su hogar.

Un buen día, y para ser más exactos un 26 de octubre de 1915, don Eleuterio Reyes Apuente, tuvo la mala idea de ir con sus amigos, después del trabajo, a refrescarse la garganta en una conocida “Quinta de Recreo” ariqueña. El asunto es que al llegar a su casa, fue increpado por doña Delfina Abaca, pero como don Eleuterio era de genio muy liviano y de pocas palabras, no halló nada mejor que emprenderlas a golpes con la pobre mujer. La nota relata así el hecho policial:

“Eleuterio Reyes Apuente fue puesto a disposicion del Juzgado por la Policia, por que habiendo llegado a su casa en estado de embriaguez le sacudió el polvo a su costilla, Delfina Abaca”.

En resumen, detenido, una multa y de vuelta a su casa a pedirle disculpas a su mujercita.

Corridas de Toro
corrida_toros_13_12Una nota escrita más en tono divertido, cuenta lo ocurrido cerca de la playa, no especifica cual, la mañana del domingo 13 de diciembre, donde sin querer, los asistentes, tuvieron acceso a lo que el diario titula una “corrida de toros”. La nota en cuestión cuenta que:..”Ayer en la mañana, de 10 ½ a 11 ½ , la parte de la población cercana a la playa tuvo ocasion de gozar del espectaculo gratuito de una corrida de toros al aire libre.
Como la fiesta empezo a eso de las 10 ½, hora que estaba en su apogeo la retreta de la mañana del dia domingo y como a bruto se le ocurrio dar su vuelta a la plaza mientras tocaba la banda, se produjo un alboroto inmenso, entre la fuga general de señoras y señoritas que con los vestidos levantados emprendieron el camino a sus casas. El susto fue mayusculo”.

La crónica incompleta en su redacción, quiere decir que se escapó un toro en medio de la retreta dominical y que provocó la estampida de todos quienes estaban a esa hora en el lugar.

Cosas de nuestro Arica, cosas de hace cien años atrás.

El Rey Jorge cae del caballo
rey_cae_caballo_30_10Pero no solo ocurrían los hechos policiales y estas anécdotas simpáticas del escape de un toro, también se reproducían algunas notas internacionales y en esa oportunidad daba cuenta el diario de la época, de un accidente sufrido por el rey Jorge VI de Inglaterra, y que titulara como “El Rey Jorge cae de su caballo”. Vamos a la información publicada:

“Londres 29—Hoy dia mientras S.M. el Rey Jorge pasaba revista a los reclutas de Kitchener y cuando estos lo aclamaban, el caballo que montaba el soberano ee (se) encabritó arrojándo al ginete al suelo.
El boletín publicado esta noche por los médicos reales en las rejas del Buckingham´s Palace anunciaba que el estado del Rey Jorhe era completamente satisfactorio y opina que el accidente no reviste seriedad alguna, y que menos inspira cuidado”.

Los ariqueños podían también informarse cuanto ocurría en el extranjero, gracias a noticias e informaciones que llegaban vía telegrama hasta la redacción del periódico y de allí a la prensa, para el conocimiento del público.

NOTA: En las transcripciones, hemos respetado la ortografía y también las carencias de tildes en determinadas palabras.

logo_sgg_arica_noticias_sensaciones