Diputado Baltolu solicita al gobierno incorporar nuevos recursos destinados a evitar la deserción escolar

Diputado Nino Baltolu Rasera

El parlamentario explicó que “los altos niveles de deserción escolar en la región y en el país, nos obliga a generar nuevos instrumentos orientados a dar una mano a muchos padres y apoderados que no han podido cancelar a tiempo las mensualidades de los colegios debido al desempleo y la baja en sus ingresos”.

A raíz del preocupante aumento en la deserción escolar en lo que va de este año 2020 por causa de los efectos de la pandemia del Covid-19, el Ministerio de Educación está impulsado una serie de medidas para detectar oportunamente el riesgo de exclusión en los estudiantes. Medidas que para el diputado por Arica Nino Baltolu, “deben ser reforzadas a través de una inyección de recursos desde el nivel central, pues parte importante de las personas que están retirando a sus hijos de los colegios, lo han hecho porque se les ha hecho imposible costear los pagos y aranceles”.

Por lo anterior, Nino Baltolu hizo un llamado al gobierno a inyectar mayores recursos a través del Plan de Protección a la Clase Media con el fin de aumentar el subsidio de los colegios particulares subvencionados y así complementar los esfuerzos y medidas que está realizando el Mineduc para evitar que más niños, niñas y jóvenes, dejen sus estudios.

“No podemos permitir que esta crisis perjudique la educación de miles de alumnos, quienes hoy en día están viendo peligrar la continuidad de sus estudios porque sus padres no pueden costear los aranceles, por lo que es necesario que –dentro de las medidas de apoyo a la Clase Media- se destinen recursos para dar una ayuda a esas familias”, sostuvo.

En esa misma línea, el legislador ariqueño agregó que “hay muchos padres y apoderados de colegios particulares subvencionados que no han podido cancelar a tiempo las mensualidades de los colegios debido al desempleo y la baja en sus ingresos; sin embargo, el Estado de Chile debe asegurar que ninguna crisis económica –por grave que sea- interrumpa el proceso formativo y educativo de nuestros niños”.

“Sabemos que los profesores están dando todo de sí para continuar educando de la mejor manera a sus alumnos; no obstante, si las familias empiezan a retirar a sus hijos debido a que no cuentan con los recursos suficientes a causa de la crisis, ningún proyecto educativo se podrá sostener, afectando de sobremanera el proceso formativo de niños, niñas y adolescentes. Es necesario que el gobierno impulse medidas y destine recursos para evitar la deserción escolar a la brevedad”, finalizó Nino Baltolu.