Diócesis de Arica suspende misas y actividades pastorales

Para sumarse a la Campaña Sanitaria Preventiva por el Nuevo Coronavirus (Covid-19), la Diócesis de San Marcos de Arica decidió sumarse activamente en esta cruzada nacional y regional, disponiendo la suspensión de todas las actividades eucarísticas y pastorales en la región de Arica y Parinacota.

Tras declararse la Fase 4 de esta pandemia y el Estado de Catástrofe en nuestro país, a través de dos decretos eclesiales, el obispo Moisés Atisha ordenó diversas medidas, poniendo especial énfasis en la no realización de misas públicas y la atención de los fieles utilizando implementos sanitarios como guantes y mascarillas para evitar un contagio.

“Como obispo y pastor de esta iglesia del Norte de Chile, debo salvaguardar la salud humana y espiritual del pueblo de Dios que se me ha confiado, como también el cuidado de mis hermanos sacerdotes especialmente aquellos que son adultos mayores, como de los diáconos, religiosos y religiosas”, señaló el prelado al fundamentar su decisión.

Atisha invitó a la comunidad católica a seguir las distintas eucaristías por televisión, radio y Facebook, donde hay un programa continuo de misas dirigidas por sacerdotes. Asimismo, informó que, a nivel local, las distintas parroquias y el Obispado han activado plataformas digitales para la celebración de eucaristías diarias. Junto con ello, se ha ajustado la programación de la radio diocesana Montecarmelo FM, en el dial 93.1, con la transmisión de misas los domingos a las 12.00 y 20.00 horas.

El obispo puso énfasis es que la no celebración de misas públicas rige desde el 21 de marzo y que se aplicará sin excepción para la Semana Santa. “Invitamos a toda la comunidad católica a unirse desde sus hogares para celebrar la Resurrección de Jesucristo. Les pedimos no salir de sus hogares, tal como se los han solicitado las autoridades que están tratando de controlar esta pandemia. Vivamos estos días una profunda reflexión, siendo responsables con la salud propia y la de nuestras familias”, puntualizó Atisha.

En sus decretos eclesiales, se dispuso como instrucción a los sacerdotes y diáconos el uso de mascarillas, guantes, pecheras, lavado de manos, mantener distancia prudente, y ser instrumentos de misericordia, para visitas por confesiones, a enfermos y realización de responsos.

Por otro lado, el obispo Atisha también ha centrado su preocupación en la atención a personas que viven en situación de calle. Ello porque la Diócesis de Arica se ha destacado en el norte del país por la habilitación de comedores, puntos de aseo y entrega de vestimentas a estas personas vulnerables.

Para cumplir diariamente con esta noble tarea, se han organizado turnos de cocina o entrega de alimentos no perecibles. Además se han proporcionado almuerzos a los migrantes y desde la Diócesis se ha impulsado la Campaña del Plato Extra, incentivando a los fieles a compartir su comida con alguien de su barrio o entregarla a quién lo necesite.

Domingo de Ramos
En cuanto a este Domingo de Ramos, el obispo Atisha señaló que se celebrará de una manera distinta, invitando a la comunidad católica a colocar un ramito o su equivalente en las puertas de sus casas, y a escuchar las distintas eucaristías en las plataformas dispuestas por la iglesia.

Del mismo modo, el prelado llamó a los fieles a seguir la programación de Semana Santa desde los distintos enlaces online y radio Montecarmelo 93.1 Fm.

El mensaje central para el tiempo de Semana Santa, dijo “ apunta hacia el cuidado personal y familiar, para descubrir a Jesucristo desde su Pasión, Muerte y Resurrección, en el contexto de hoy, hacia una mayor sensibilidad humana en nuestra vida y fe ”