Dictamen N° 46357 de Contraloría crea controversia de campos laborales entre Colegios Profesionales de Enfermeros/as y Matronas/es

Leticia Sanzana, tesorera Colegio de Enfermeras/os  Regional Arica y Parinacota, y el enfermero Eduardo Farfán
Leticia Sanzana, tesorera Colegio de Enfermeras/os Regional Arica y Parinacota, y el enfermero Eduardo Farfán
Una controversia sobre campos laborales, que al parecer será dirimida por las Cortes de Apelaciones del país, luego de la presentación de más de 3.000 recursos de protección por parte de las matronas y matrones de Chile en calidad de personas naturales, ha suscitado el dictamen N° 46357 de la Contraloría General de la República, emitido el 10 de junio del presente año.

Leticia Sanzana, tesorera del Colegio de Enfermeras/os Regional Arica y Parinacota, manifestó que: “El dictamen N° 46357, informaba que los servicios de obstetricia, ginecología y neonatoligía, no eran de exclusividad de los profesionales matronas y matrones, según lo dio a conocer a www.aricamia.cl .

En el mencionado dictamen se establece que: “Asimismo, es importante tener en cuenta que en esa clase de unidades no necesariamente se atienden a mujeres y recién nacidos que se encuentran en situaciones normales, sino también a aquéllos que presentan problemas que requieren de cuidados especiales, lo que justifica y hace necesaria la participación de profesionales de enfermería, en razón de lo estatuido en el artículo 113 del Código Sanitario”.

Por su parte Eduardo Farfán, Tesorero de la asociación de enfermeros/as del Hospital Dr. Juan Noé, manifestó que: “Según lo establecido en el Código Sanitario, que es el que determina la acción de cada uno de los profesionales de la salud, se establece en el artículo 117, que las matronas/es se desempeñan en áreas de embarazo, parto, puerperio y recién nacido, pero en condiciones de normalidad, por lo tanto, cuando hay situaciones patológicas, requiere de cuidados especiales y esos cuidados especiales lo puede entregar los profesionales de enfermería, porque así lo ha determinado la ley. Enfermería está encargada de velar por el cuidado de los pacientes, es así como ha sido aquí en Arica desde la época de los sesenta, cuando se formaron las neonatologías, siempre estuvieron a cargo de los enfermeros/as, hasta cuando se cerraron las escuelas de enfermería tras el golpe militar. A la escasez de enfermeros/as, por orden ministerial se instruyeron, por enfermeros a matronas/es para que pudieran colaborar con el paciente de neonatología enfermo. Ahí comenzó esta superposición de roles dentro de la neonatología, pero estas siempre estuvieron dentro del quehacer de la enfermería, por lo que con este dictamen, Contraloría nos avala e indica que nos podemos desempeñar tanto en áreas de obstetricia y neonatología, porque siempre van a haber personas enfermas que van a requerir de cuidados especiales”.

En 1997 se dictó una norma administrativa general, que es la norma técnica N° 19, ahí la ley hace responsables a los enfermeros de la gestión del cuidado, por lo tanto los enfermeros son responsables de velar por que se le brinden los cuidados a los pacientes, durante todo el ciclo vital, desde que nacen hasta el paciente adulto mayor, incluso hasta post mortem.

“Esto estaba muy claro, hasta que el año 2010, salió esta norma general, N° 21 como para contrarrestar la norma general N° 19 y allí a las matronas se les hizo cargo del embarazo, parto, puerperio y recién nacidos, pero no se especifica que es recién nacido sano, por lo tanto, en ese momento, como ellas estaban avaladas por el ministerio, se sacaron a enfermeras de la unidad de neonatología y ahí se formaron, recién, neonatologías con matronas. Allí comienza el problema, que nosotros hemos tratado de recuperar el campo que nos pertenecen y de allí las presentaciones a Contraloría, la que al final nos dio la razón. No queremos ocupar ni menos invadir un campo que no nos pertenece y que pertenece a las matronas/es. Nosotros no atendemos ni partos y ese tipo de atención, nosotros nos dedicamos a los enfermos”, concluyó Farfán.

La Jefa subrogante de neonatología del Hospital dr. Juan Noé: Clorinda Mondaca, es la voz de la experiencia. Ella se ha desempeñado desde el 2003 en neonatología y ha atendido diversos casos, de pequeños que han llegado en condiciones muy críticas. “Tenemos la responsabilidad de manejar al paciente neonatal desde edad muy temprana, es decir, con edad gestacional de 28 semanas con un peso muy inferior, hemos tenido a pequeños con 540 gramos y que han salido adelante y de hecho aquí a mi lado tenemos un pequeño que nació con 810 gramos. Es importante señalar que a los pacientes críticos tan pequeñitos nosotros los manejamos con ventiladores mecánicos, drogas vaso-activas de alta complejidad, etc”.

“El dictamen de la Contraloría, permite que nosotros sigamos desempeñándonos en los cuidados intensivos en las unidades de neonatología, estamos facultadas, con la preparación académica, con especialidades y diplomados de cuidados intensivos neonatales. Los niños que nacen sanos, son atendidos por matronas en puerperio con su mamá, el niño que nace enfermo con cualquier patología, viene a la unidad de neonatología y aquí se le brindan todos los cuidados por parte de las enfermeras. Cabe señalar que la unidad de neonatología del hospital de Arica está muy bien equipada, a nivel de las clínicas de Santiago. Las clínicas de Arica, no tienen unidad de neonatología, por lo tanto cuando nace un niño enfermo en las clínicas locales, es traído a la unidad del hospital”. Finalizó.

Agrupación “Pequeños Milagros”
Evelyn Vera Presidenta de la Agrupación “Pequeños Milagros” que reúne a papás y familiares de niños prematuros de Arica, entregó su parecer a www.aricamia.cl: “Nosotros apoyamos a los enfermeros, por todo el trabajo que hemos visto, en especial hacia nuestros niños que nacieron con patologías. Esto no significa desmerecer a las matronas, ya que ellas son quienes nos llevan y controlan nuestro embarazo y si nace sano, nos vamos con nuestro hijo para la casa, pero si nace con dificultades pasa a neonatología donde son cuidados por enfermeros. Mi hijo nació con un kilo 80 gramos y estuvo 48 días en la unidad, por lo que puedo dar fe de sus conocimientos y cuidados”.

Yasna Veas, quien tuvo un bebé de un kilo setenta gramos y de 27 semanas dijo: “Caí a la UCI y allí fui atendida por enfermeros y pienso que ellos están más capacitados para cumplir dichas funciones”.

Colegio de Matronas

Oriana Ortuño, presidenta del regional Arica del Colegio de Matronas y Matrones de Chile
Oriana Ortuño, presidenta del regional Arica del Colegio de Matronas y Matrones de Chile
El Colegio de Matronas/es, representada por la presidenta del regional Arica del Colegio de Matronas y Matrones de Chile Oriana Ortuño, manifestó que: “No hay conflicto ni con las enfermeras ni enfermeros, sino que es en contra de la Contraloría, ya que desde el año 2010 con fundamento de nuestro código sanitario ese dictamen ha sido reinterpretado este año por una contralora subrogante, la cual pone en duda nuestra trayectoria de casi 181 años de matronería, por esa razón, nosotros estamos en estado de alerta y nos estamos movilizando por todo el país, porque este es un gremio que desde hace más de una semana estamos desde Arica a Magallanes con nuestra movilización en estado de alerta para que se pueda revertir esta reinterpretación del dictamen de contraloría, arbitrario e injusto, que nos disminuye nuestro campos clínicos laborales”.

“Bajo la normativa N° 21 la matronería a través de la matrona-gestión del cuidado, es la responsable de las unidades de neonatología y ginecología que son las unidades que tienen la especialidad los matrones y matronas, la malla curricular universitaria de este profesional que está preparado especialmente en este campo, en este momento con el nuevo dictamen da pie para que otros profesionales de la salud puedan ingresar a estos campos laborales y se puedan desempeñar en ellos, los cuales consideramos que no tienen la expertiz y la preparación académica que es necesaria para controlar la salud de nuestra población, especialmente de las mujeres y de los niños que nacen. La matrona, el matrón está a cargo de la mujer que gesta a través de todo el ciclo vital y obviamente el recién nacido es nuestro hasta los 28 días de nacido, por lo tanto, la neonatología es parte del trabajo de la matrona o el matrón a nivel de Chile. La matronería es una profesión y está reconocida, incluso, a nivel internacional porque los matrones y matronas en Chile, desarrollan una carrera que gracias a ello se han disminuido las tasas de morbimortalidad materno y perinatal en todos estos 181 años, porque nosotros teníamos altas tasas de mortalidad materna e infantil y gracias a este profesional, logramos disminuir las tasas que son de gran importancia en un país lo que se ubica, en este caso, a nivel de países desarrollados”.

Oriana Ortuño puntualiza: “Nosotros atendemos el parto y el nacimiento normal y cualquier patología que se presente nosotros derivamos el caso al médico obstetra o médico ginecólogo obstetra, que es el que nos atiende a nuestra gestante cuando está en estado crítico. El 80 por ciento del parto de Chile es atendido por las matronas y no necesariamente por los médicos y tenemos el gran apoyo de otros profesionales de la salud, incluso los médicos apoyan a la matronería en Chile en esta lucha o por recuperar la norme 21 y que se revierta el dictamen de contraloría”.

Respecto a la movilización que están llevando a cabo, Ortuño indicó que: “Nuestra lucha es para revertir el dictamen arbitrario que en este momento se ha dictaminado y no estamos en contra de un grupo de profesionales como se ha mal entendido. A través de las redes sociales hemos observado conductas poco esperadas de profesionales que son supuestamente preparados. Tienen educación y son profesionales. Esperamos que no se vuelvan a repetir los insultos, y el denostamiento hacia nuestra profesión. Así que hago un llamado para que se entienda que no es una pelea entre profesionales, sino es una pelea de campos clínicos. Por ello hemos presentado un recurso de protección. Somos 70 profesionales que presentaremos como personas naturales por sentir que este dictamen nos afecta profesionalmente porque nos está disminuyendo nuestro campo clínico y laboral”.