DIBAM intalaría bibliotecas y puntos de lectura en complejo penitenciario de Arica

Una visita inspectiva para evaluar la posibilidad de la instalación de una biblioteca y de puntos de lectura en el Complejo Penitenciario de Arica, realizaron el equipo de profesionales del programa Biblioredes, de la DIBAM.

El Coordinador Nacional del Programa Biblioredes de la Dirección de Biblioteca, Archivos y Museos (Dibam) Alberto Gil, recorrió las dependencias donde se encuentran los laboratorios de computación, reconoció la buena disposición de ellos y las oportunidades que ofrece el recinto para desarrollar proyectos. Afirmó que hace tres años se firmó un convenio con Gendarmería de Chile, que incorporó la implementación de una serie de servicios a disposición de la población penal y de los funcionarios de la institución.

El Jefe del Complejo Penitenciario de Arica, Teniente Coronel Alex Miranda Torres, demostró su disposición para implementar el proyecto, en la eventualidad que DIBAM decida que una de las bibliotecas y puntos de lectura se instale en el recinto penitenciario local. ”Siempre es importante apoyar las acciones tendientes a fomentar la educación, lectura y adquisición de conocimientos, en las personas que se encuentran privadas de libertad, ya que va directamente en beneficio de su proceso de reinserción social”, dijo el oficial Alex Miranda.

Alberto Gil, informó que la primera etapa del proyecto fue la instalación de laboratorios de computación, que al final de este año tendrá una cobertura del 95% de los recintos penitenciarios a lo largo de Chile y que la segunda etapa, implica la instalación de bibliotecas y puntos de lectura en los distintos recintos penitenciarios.

Aseguró que esta segunda etapa comienza este año, con un plan piloto de 16 bilbiotecas y que una de ellas, es muy probable que se instale en Arica. Por tal motivo, visitaron el Complejo Penitenciario de Arica, para conocer los espacios, explicar el proyecto y conocer la disposición de Gendarmería para implementarlo.

gendarmeria_bibliotecaAsimismo, el profesional Alberto Gil destacó que “la intención no es traer libros, ya que los libros por si mismos no son nada. Lo interesante es la lectura de ellos. Los Libros son un medio para entrar a la lectura. Justamente el proyecto busca la realización de una serie de actividades que fomenten la práctica de la lectura. La idea de nosotros no es crear bibliotecas sino que crear lectores y para eso este proyecto se viene a instalar a los recintos penitenciarios de todo el país”, aseveró.

Agregó que si se llega a concretar la instalación de la biblioteca al interior del recinto penal, tendrá una cantidad cercana a los 500 libros, cuya selección incorporó a un equipo de personas que han estado relacionadas con el mundo de las personas privadas de libertad. Equipo conformado por funcionarios de Gendarmería, talleristas e incluso ex internos.

El profesional Alberto Gil aseguró que la matriz de servicios que ofrecen, implica dar acceso y democratizar la cultura, y que en ese ámbito un ejemplo de ello, es la instalación de bibliotecas, centros de lectura, formación y alfabetización digital en los recintos penitenciarios del país.

Este proyecto es una instancia que por primera vez en la historia de las bibliotecas carcelarias, se piensa en una proyección de libros para la población penal.