Denuncie el robo de cables llamando al fono Emergencia Iluminación de la “Muni” Arica

Los teléfonos municipales funcionan las 24 horas del día, de lunes a domingo.

Debido a que solo entre diciembre de 2021 y enero 2022 delincuentes robaron más de 5 mil metros de cables del alumbrado público, dejando en penumbras plazas y paseos peatonales, la Dirección de Prevención y Seguridad Humana, Dipreseh, puso a disposición de la comunidad el fono “Emergencia Iluminación”.

Desde esta semana, durante las 24 horas del día, y de lunes a domingo, los vecinos y vecinas que sean testigos del robo de cables en su sector, podrán reportar estos hechos, llamando a los números: 58-220 6300 y 58-220 6322.

En la actualidad el robo de cables no solo afecta al tendido eléctrico, ya que, según información entregada por las empresas de telecomunicaciones, la sustracción del cableado hoy se extendió a las instalaciones de la televisión por cable e internet.

Los datos entregados por el denunciante serán enviados a la Mesa de Prevención de Robo de Cables, integrada por el municipio y las empresas privadas de telecomunicaciones que operan en la ciudad. Según la procedencia de los cables robados, el municipio o la empresa afectada, debe reponer el material sustraído por los ladrones.

Denuncias anónimas
“Para denunciar, no es obligación que las personas tengan que mencionar sus nombres o datos personales. Necesitamos saber en qué sectores se producen los robos, para elaborar el catastro de los lugares donde se producen más robos de cables del alumbrado público”, dijo la encargada (s) de la Dipreseh, Nicole Rojas Flores.

Llamando al fono “Emergencia Iluminación”, los vecinos también pueden informar sobre la caída de postes o semáforos; la presencia de cables energizados y semáforos sin secuencia de intermitencia.

Desde la Dirección de Prevención y Seguridad Humana informan que existen siete demandas judiciales interpuestas ante la Fiscalía Regional, en contra de aquellos inescrupulosos que, incluso al estilo del “hombre araña”, se roban los cables del alumbrado público y dejan a sectores completos sumidos en la siempre peligrosa oscuridad.