Decomisan 2.600 baterías y tres vehículos recuperados en sitio que funcionaba como taller mecánico en cerro Chuño

Labor investigativa de la SEBV de Carabineros y fiscalización de la Seremia de Salud, dieron un certero golpe al robo y acopio de estos elementos que salen en forma ilegal hacia otros países

Tras una minuciosa investigación de Carabineros de la Sección de Encargo y Búsqueda de Personas y Vehículos (SEBV) Arica, en conjunto con fiscalizadores de la Unidad Técnica de Residuos y Saneamiento Sanitario de la Seremi de Salud de Arica y Parinacota, se descubrió un acopio clandestino de 2.600 baterías usadas, las cuales se encontraban cargadas en dos camiones y listos para salir de la región.

Según lo informado, el robo de baterías es un delito constante y en alza en esta zona, lo cual ha llevado a trabajar e investigar por intermedio de la Fiscalía local, este tipo de acopios, los que luego se transforman en cargamentos que son transportados hacia otros países como elementos precursores para elaborar sustancias ilícitas, específicamente el Clorhidrato de Cocaína.

Este tipo de cargamento y transporte incumple el decreto sanitario N°148 sobre Manejo de Residuos Peligrosos, explicó el Subprefecto Rural Fronterizo, Teniente Coronel Alexie Chambla. Por esta razón, Carabineros junto a la Seremi de Salud llevaron a cabo una fiscalización en el sector de Quebrada Encantada, en la población Cerro Chuño, decomisando desde el interior de un sitio, un total de 2.600 baterías, que se encontraban en dos camiones cargados con estos elementos tóxicos no autorizados, por lo que se procedió a tomar las medidas administrativas correspondientes.

Según precisó la seremi de Salud Beatriz Chavez, “debido a que corresponde a la Autoridad Sanitaria fiscalizar y controlar el cumplimiento de las disposiciones de la normativa en materias de residuos peligrosos, nos constituimos en el domicilio, donde hallamos dos camiones cargados con unas 2.600 baterías y un acopio de 300 baterías adicionales, lo que representa un riesgo para la salud de las personas y el medio ambiente”.

De acuerdo al marco normativo, estos residuos se deben almacenar en bodegas autorizadas por la Seremi de Salud, para su posterior disposición final en sitios debidamente autorizados.

Taller
En la misma cuadra, se detuvo además a tres personas que ejercían labores de mecánica, encontrando un vehículo marca Honda, el cual mantenía encargo vigente por el delito de robo y dos vehículos marca Honda, modelo Civic, los con las serie de sus chasis adulteradas.

De los tres detenidos, dos quedaron citados a declarar, mientras que el arrendatario principal de la desarmaduría, quien posee dos detenciones por receptación de vehículo motorizado, pasó este viernes a control de detención.

El avalúo se estima en promedio de $50.000 pesos por unidad de batería, bordeando el decomiso en cerca de $130.000.000 de pesos.