Declaran Alerta Amarilla para la región de Arica y Parinacota y cierran puerto de Arica

Imagen de referencia
Imagen de referencia
De acuerdo con la información proporcionada por la Dirección Meteorológica de Chile, mediante su Alarma Meteorológica y su Alerta Meteorológica, ambas emitidas el día sábado, se espera para hoy domingo 09 de agosto precipitaciones con montos estimados de 1 – 5 milímetros, acompañadas de viento normal a moderado en costa (entre 20-30 km/h) y fuerte a intenso (entre 40 – 60 km/h) el interior, con ráfagas intensas (80 km/h).

A raíz de lo anterior, la Intendencia de la Región de Arica y Parinacota, en base a la información técnica antes mencionada y en coordinación con la Dirección Regional de ONEMI, declara Alerta Amarilla Regional por evento hidrometeorológico, vigente a contar de ayer y hasta que las condiciones meteorológicas así lo ameriten. En función de este antecedente, la Dirección Regional de ONEMI Arica y Parinacota levanta la Alerta Temprana Preventiva Regional por evento hidrometeorológico, que se encontraba vigente desde el 07 de agosto del presente año.

Con la declaración de la Alerta Amarilla, se alistarán escalonadamente los recursos necesarios para intervenir de acuerdo a la evolución del evento, con el objeto de evitar que éste crezca en extensión y severidad, minimizando los efectos negativos en las personas, sus bienes y el medio ambiente.

Puerto de Arica
La Capitanía de Puerto de Arica emitió un comunicado en el que informa que a partir de las 15 horas de ayer sábado, se declara condición de puerto cerrado para todos los sitios portuarios, y se mantiene la restricción para el sitio N° 7 y terminales marítimos en la jurisdicción de la Capitanía de Puerto de Arica.

El Capitán de Puerto, capitán de fragata LT Javier Cáceres solicitó a la comunidad actuar con prudencia y cautela, respetando las normas de seguridad establecidas, evitando el tránsito por sectores rocosos, playas no habilitadas o desarrollar actividades náuticas y deportivas sin la debida autorización, debido a las fuertes marejadas que están azotando el litoral.